Relato de ficción con calzador y tiesto

29 01 2015

Os dejo un párrafo de mi artículo de hoy:

En una de las estanterías de mi casa, entre libros, como es natural, reposa un bello objeto que me regalaron hace tiempo. Se trata de un calzador de acero inoxidable, en forma de zapato femenino con tacón de aguja, de diseño etéreo pero de masa contundente: fuerte, potente y fácil de agarrar para calzarte sin tomar asiento y especialmente indicado, también, para utilizarlo como arma defensiva, tanto si quieres darle al posible intruso que te viola la intimidad en la sien con el femenino tacón, como si deseas hundirle la cúpula de los sesos con el talón, o hacerle callar metiéndole la punta por la boca.

 Entero, en eldiario.es, como cada jueves.


Tragando varios “puñaos” de arena

22 01 2015

Aquí tenéis el primer parrafico de mi artículo de hoy.

Esto sí que es tragar. Reforma del Código Penal.  Vender recuperación del paciente sólo porque el moribundo se mueve, zarandeado por las moscas o las hormigas que siguen chupándole la sangre. Hacer promesas electorales, filmarse vídeos de autoestima con imitaciones de actuaciones humanas que resultarían ridículas si no fuera porque, a lo peor, funcionan.

 Entero, en eldiario.es, como cada jueves.


En la muerte de Concha Caballero

21 01 2015

No tenía idea de que estaba gravemente enferma, aunque me faltaba su voz, amablemente indignada, resuelta en opiniones inteligentes, en las tertulias de la SER que frecuentaba. A quienes no la conocisteis os digo que naveguéis por las páginas de El País en las que dejó su huella: aquí os dejo uno de sus artículos.



Sobre idiotas útiles

19 01 2015

Habla una mujer, Zineb El Rhazoui.



La porra y el envoltorio

15 01 2015

Aquí tenéis el primer párrafo de mi artículo de hoy:

La complejidad de los sentimientos, y del pensamiento, así como el afán de detenernos a examinar lo que acabamos de sentir -esa delicada urdimbre de la evolución humana- no es algo que debamos lamentar, ni que podamos soslayar. Porque supone el triunfo de la razón contra la fuerza bruta, es la prueba de que hemos salido de la caverna, y de que, reconociendo que la gruta abismal nos pisa los talones, trabajamos para no regresar al oscurantismo. Por esa mente febril que se nos pone y ese apretujón en las entrañas sabemos que luchamos contra el retroceso con la mejor herramienta de que disponemos: el entendimiento, la información contrastada, la duda, las preguntas. No se duerme bien, con esa carga, pero el desvelo es muy conveniente.

Completo lo hallaréis, como siempre, en eldiario.es