Barrio islámico

30 10 2010

Para quien sea menester: el barrio islámico de El Cairo es el centro histórico en donde se concentran el máximo de monumentos, edificios, mezquitas, museos y artesanos que explican mejor el arte y la vida de los períodos más brillantes de la historia musulmana de esta ciudad. No hablamos en términos estrictamente religiosos, sino globales: de una época determinada y de una forma de vida.

Una castañera -que no las hay-, o un aguador -que sí los hay- puede ser -y en general, lo es- musulmán; pero no está catalogado como islámico.

Las pirámides tampoco son islámicas, por cierto.

Es como el Barrio Gótico de Barcelona. Todos los barceloneses somos más góticos que barrocos, pero ello no nos convierte en objeto artístico; el Barrio lo es.

Ea.



Fue al ajoaerriero

29 10 2010

El bacalao. Todavía mejorrrrrrrrrrrr.



A la Kundera

29 10 2010

Este blog en su versión egipcia podría tener título de novela a la don Milan: La lentitud. O bien La insoportable lentitud del comunicar. En fin.

Es mi último viernes en El Cairo y me siento estupenda, lo cual os comunico. La estancia ha sido un éxito de crítica y de público, una representación tras otra a tope de diversiones y de cariño, por lo que doy las gracias a mis amigos de aquí, y a quienes, sin ser amigos, me han atendido con la amabilidad de los extraños. Cuando llegue a casa y mire las fotos, sé que disfrutaré como una faraona disfrutona.

Hoy, aprovechando la hora del rezo, me encuentro con Nuria y Míguel para hacer el vermú, y luego me invitan a un bacalao al pilpil. Pardiez, cómo mola. Luego, paseíto, y quizá alguna adquisición de última hora, que no pese, mal que me pese. ¿Os dije que adquirí dos reproducciones no muy gravosas ni de peso ni mucho menos de precio? Es la cervecera con las tetas al aire que está en el museo, en yeso, y un hipopótamo color turquesa, con dibujitos preciosos (una pirámide en to el pandero), en cerámica. Los compré en la miniboutique del museo de tejidos, en el barrio islámico.

Y esto es todo por ahora. Con las excitaciones de la partida tengo el libro pelín abandonado, pero no de mente. Aunque sí un poco demente (me salió un capítulo con el embajador ¡de Ehpaña! bastante desternillante).



La excursion, estupenda

28 10 2010

Sigo a ritmo lento der internesss pero tiempo habra de escribir con comodidad desde casa barna, subir fotos, buscar musicas… Ya le he pedido a mi amiga Neus que, aparte de tenerme a Tonino a punto, me tenga en la nevera los ingredientes para un cocido sin grasa. Ay que bien., Neuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuus, que llego pronto.

Yo a ese capullo que va de genio esoterico de los polvamenes y que se la telemadrinea someramente, es que ni nombrarlo. Ya bastante es que haya nacido.

Hale, que estoy cansa de ver tanto lago hermoso y tanto palmeral parasdisiaco, que sufrimiento mas grande, madre.



Hola

28 10 2010

Y perdonad la ausencia. Pero a Internet le pasa lo que al viejo teletipo que tenía en Beirut en los 80, que sólo funcionaba cuando caían bombas. Aquí la conexión puede pillarme de compras, o perdiendo el tiempo viendo obras de arte milenarias. Qué le vamos a hacer. Me voy enterando de lo que pasa en España por amigos y por algún telediario. Ayer pude escribir la columna muy temprano y mandarla, y luego catarí catarí.

Y dentro de un rato os contaré, me voy a El Fayum a pasar el día. Con lo cual me quedan tres jornadas que pienso aprovechar al máximo. Tiempo tendremos de comentar los asuntos patrios cuando esté ahí, ¡y con todos los adelantos! Perdonad que sea breve, pero como sabéis soy muy partidaria de la condensación, la elipsis y la concreción. Saludos y a El Fayum, que falta gente.