Con G de gárgaras

27 06 2010

Siempre me han repateado las reuniones de líderes mundiales, no porque haya asistido a alguna de ellas como reportera, pero sí porque, como periodista, me las puedo imaginar. La seguridad, los coches oficiales, el tráfico cortado. El gasto. Para que, durante tres días, el G-8 y el G-20 (al menos, que hayan hecho coincidir ambas cumbres supone un ahorrillo, en pasta y paripés) hayan discutido sobre nuestras cosas sin llegar a prácticamente ningún lugar, el Gobierno canadiense ha desembolsado más de mil millones de euros, de los cuales más del 80 por ciento ha servido para que no se produjeran más sobresaltos que los habituales (con las protestas antisistema de la calle, los chicos G cuentan de antemano: puede que incluso se sintieran decepcionados si faltaran).

Esta vez el tema que sirve siempre de excusa para las citas cósmicas (cómo anunciar que va a aliviarse el hambre en el mundo y dormir con la conciencia tranquila aunque nadie lo cumpla luego) se ha visto superado por un nuevo leiv motiv: qué hacer para que no desfallezcan los beneficios de banqueros, mercados y otros entes insaciables.

Como sabéis, ni los G-8 ni los G-20 andan demasiado de acuerdo entre ellos. Eso sí, Toronto estaba muy bonito y ha salido mucho en los medios, gracias a lo cual se prevé un incremento del turismo. Y las primeras damas (señoras de) que hayan asistido habrán visitado un museo o dos y quizá regresen a casa con un abrigo de pieles.

Si sobreimpriéramos las imágenes de esos personajes sentados en torno a sus grandes mesas, sonrientes, grandielocuentes, mareando papeles y propinándose campechanos golpecitos en las espaldas; si las proyectáramos, decía, sobre otras filmadas o grabadas en cualquier aglomeración de la miseria humana, en el Tercer Mundo o en nuestras márgenes… Eso, más una tercera sobreimpresión, chinos y chinas trabajando como autómatas en, por ejemplo, una fábrica de juguetes… Bueno, pues sacudiendo todo eso nos iba a salir más bien Blade Runner”. La Corporación era el único poder en esa historia, ¿lo recuerdan?

Sin embargo, es domingo y no quiero que nos quedemos con este mal sabor. Ahí va un clip que muestra un Canadá más salvaje e inocente, la Columbia Británica en donde Robert Altman rodó, en 1971, McCabe & Mrs. Miller. De fondo, Leonard Cohen y su Sisters of Mercy, cosa que de ninguna manera son los G.


Acciones

Informacion

8 respuestas a “Con G de gárgaras”

27 06 2010
Isabel (11:44:49) :

Ays Leonard Cohen… Sí, mejor que cualquier cumbre, siempre nos quedará el arte para refugiarnos ¡Bendito sea!

Hoy he alucinado al escuchar por primera vez el término NEUROPOLÍTICA y su finalidad. Claro, al fin y al cabo quienes votamos somos un mercado, manipulable desde cualquier estrategia moral o amoral y bajo el riesgo del postulado Maquiavélico “El fin justifica los medios”, que eso ya es otra cosa. Y es que, en ciertas manos, miedo me da poner instrumentos científicos, que luego, ya se sabe…

Ays, Leonard Cohen…voy a escuchar dos o tres temas más para que se me pase el susto.

Hasta mañana

27 06 2010
Perplejo (12:39:16) :

Como se sugiere en el título, eso es lo que tendríamos que hacer, mandarles a hacer gárgaras. El menos incapacitado de ellos, Obama, al fin y a la postre, sigue preso de los gaznápiros de Goldman Sachs que trufan su administración. ¿A quién representan estos señores? No tienen empacho en anunciar recortes a troche y moche después de haber llenado las arcas bancarias con dinero sustraído de los bolsillos de los mismos ciudadanos a los que ahora demonizan. Por lo menos, podían ahorrarnos el tener que contemplar el empalago de sus sonrisas de autosatisfacción.

27 06 2010
Tweets that mention Blog de Maruja Torres, marujatorres.com » Con G de gárgaras -- Topsy.com (17:24:09) :

[…] This post was mentioned on Twitter by Lorena Fernández, ciudaddemujeres. ciudaddemujeres said: Con G de gárgaras http://cort.as/02n2 […]

27 06 2010
Archivaldo (18:00:48) :

Desde tan arriba no se puede ver a los pobres. Ha muerto Diez-Alegria. Cuentan que un dia se acercó a su confesionario alguien y empezó diciendo : padre, soy banquero
Diez-Alegria le contestó : ¡ mal empezamos!
Por algo el Vaticano lo persiguió siempre.

27 06 2010
coleoptero (21:42:23) :

Se podían haber ido a Sudáfrica a ver algún partido del mundial: total, para lo que solucionan estos mandamases. ! VAYA FARSA ! Desde luego estoy con los antisistemas, de todas, todas.

27 06 2010
Pilar (22:27:36) :

Algo tenemos que hacer, los demás, los que no estaremos jamás en una reunión del G-lo-que-toque

28 06 2010
maxchufa (06:19:50) :

La pobreza sigue ahí y seguiremos construyendo ideales sobre los lomos de los desgraciados. El liberalismo salvaje y la derecha ganan una y otra vez y lo más triste de todo es que no tienen que hacer nada, simplemente esperar a que nos cansemos de ser de izquierdas. Me deprime este callejón sin salida. No es justo.

28 06 2010
murron y hope (16:02:43) :

Sobre estos que nos manejan que podemos decir… alucinante la imagen de la Merkell con el inglés viendo el partido de futbol. Una imagen, a mi entender, demasiado frívola con los problemas que hay en el mundo y que se supone ellos van a solucionar. Pero si, dejemos esto a un lado.
Leonard Cohen…. eso son palabras mayores. Ay, Maruja, que aprendí a admirar a ese hombre siendo muy niña. No viene al caso explicar porqué es tan importante para mi y porqué me pone tan triste escucharle. SOlo decir que los dos hombres más importantes de mi vida, al menos los que más me han dañado… o sea, los más importantes… siempre son los que más te dañan, siempre decían tenerme en sus mentes cuando escuchaban una canción de Cohen, una muy especial, quizás la más famosa. Que gran poeta, este Cohen. Besos Maruja. (Murron)