… entre tanto follón informativo, casi pasa desapercibida la noticia de una muerte anunciada. ¿Recordáis cuando nos la presentaron como «la mujer más valiente de México»? Yo pensé que era la más inocente. ¡Creer en la ley y la justicia! Hoy ya no puede creer en nada, se la han cargado. Y ese estado de cosas permanece intocado, no hay papeles ni filtraciones que puedan cambiarlo.