Eddie Fisher y los cuernos

24 09 2010

Los más jóvenes no recuerdan a este caballero, ni falta que les hace, pero como el saber no ocupa lugar, y menos en Internet, ahí va un a modo de in memorian ma non troppo:

Fue un crooner endulcorado y un faldero eminente, cuyo más perdurable logro resultó haber engendrado junto con Debbie Reynolds a la futura princesa Lela de La Guerra de las Galaxias, Carrie Fisher, y al otro hecho de que se casó con Elizabeth Taylor cuando ésta era la viuda más llorona de América, tras el deceso accidental (aéreamente) del productor de La vuelta al mundo en 80 días, Mike Todd.

Ficher escribió -o dictó- una autobiografía, Been there, done that, bastante fanfarrona pero muy divertida, en la que alardeaba de haber tenido asuntos, aparte de con las susodichas, con aquel conejito rubio llamado Connie Stevens, que mi generación recordará, así como con damas del calibre de Mamie Van Doren, Marlene Dietrich, Kim Novak, Merle Oberon, Ann-Margret, Angie Dickinson, Stefanie Powers, Sue Lyon… Paro, que se me acaban las negritas. Era judío aunque, al parecer, poseía un miembro que podía pertenecer a cualquier congregación.

La boda de Eddie y Liz fue tratada en el bobalicón e hipócrita Holywood como una traición, a la par que un adulterio post mortem. Este poner cuernos después de morir lo pagó caro Fischer cuando su esposa y Richard Burton se enamoraron como dos potros en el set de Cleopatra, en Roma, y la cosa devino tan escandalosa que hasta el Vaticano condenó a la pareja, mientras el pobre resistía el chaparrón yendo de un bar de Via Veneto a otro.

Os añado clip supercursi. Pdta: ¿hubo alguna vez pareja más hortera que los Burton?


Acciones

Informacion

8 respuestas a “Eddie Fisher y los cuernos”

24 09 2010
Raúl (13:07:32) :

Para los que no son de tu generación pero algo saben de cine, Connie Stevens creo que estuvo -paradójicamente más próxima a la canción-, de las demás que has citado me quedo con Margret y Dickinson. A Novak ya le has dedicado cancha. Curiosamente, entre músicos y cantantes queda la cosa pues la hija de Fisher (preboste del ‘puppy love’ -siempre me gustaron más Paul Anka, Neil Sedaka…aunque claro, a saber ahora lo que se dice de eso..-) fue pareja de Paul Simon.

Estás carrozona, Maruja.

24 09 2010
Raúl (13:11:22) :

Jajajajaja…puse a la Francis y no la Stevens….bueno, qué más da. 😉

24 09 2010
Lord Jim (13:53:21) :

¿Horteras los Burton? No! Ellos siguen siendo la viva imagen de la imposibilidad de fijar la pasión en la rutina conyugal. Y son muy bellos. Reconfortan mucho. Y Fischer, aquel pedazo de tarta de nata. Un crooner con voz de nenaza ( sin ofender)

24 09 2010
AnnaGB (16:13:58) :

Dices que el vídeo que nos envias es cursi, pues yo no soy cursi y me ha encantado. A pesar de que no comulgas con Eddie Fisher como individuo, le has hecho todo un homenaje y me parece bien.
En cuanto a la pareja hortera, yo en su día no lo veía así, pero ahora voy recordando lo barroca y kitch que se fué volviendo Elizabeth y que va en aumento con su edad.

24 09 2010
Luna (17:40:21) :

Siempre encontré a la Taylor barroca y kitch y a pesar de todos sus divorcios, convencional. Me quedo con la grandísima Ava . (Ayer volví a ver La noche de la Iguana( influyente Maruja), y me pareció enorme ; disfruté como si jamás la hubiese visto.

24 09 2010
Presen (18:48:31) :

jajaja buenííísimo Maruja, el elenco de tu generación de la cual yo he bebido y , xD , sigo haciéndolo y sí que eran horteras ,tanto como los de hoy -de sus perfiles claro- no olvidemos que de esa generación también se alimentaron los yuppis más sangrantes!!! que nos gusta el glamour, pues estupendos! que vemos un poco más allá del perifollo de las formas, pues igual no se ven tan estupendos,pues menos estupendos

24 09 2010
Arnau Gomez (20:48:10) :

¿Parejas más hortera que los Burton?.Fred Astaire y Ginger Rogers; Grace Kelly y Raniero; Carla Bruni y Sarkozy; Sergio y Estibaliz…….Pero sobre todos Ana y Jose Mari

24 09 2010
Albino (23:13:49) :

No se si tu estabas, pero a Kim Novak la entrevistamos en el festival de San Sebastian cuando fue a presentar no se que película y la acompañaba su marido de entonces, un tal Richard Johnson, actor mediocre y que le duró un año.