El riesgo de la intensidad

28 06 2010

Marianne Faithfull decía ayer en El País, en una entrevista telefónica concedida a Elsa Fernández-Santos, que el secreto para ponerse en pie después de un batacazo es “dejar de ser intensa”. No sé qué les ocurre a los hombres, pero muchas mujeres pecamos de exceso de intensidad. Empezando por mí. No sé a qué obedece tal característica. Sí me parece que existe una gran diferencia entre la intensidad bernardalbina de las mujeres que perpetúan el sistema, y la intensidad nihilista de aquellas que nos hemos abierto paso a cabezazos por las endurecidas paredes de lo establecido. En cualquier caso, solemos dramatizar que da gloria.

De ahí que el consejo de esta chica de 64 años, que empezó siendo grupie de lujo de Mick Jagger, y que tiene un currículo como para figurar en el Libro Guinnes de los Records en Abismos Sorteados, me parezca sumamente útil. No siempre se consigue que desaparezca la intensidad. Pero afeitarle un diez o veinte por ciento ya sería un logro. El sentido del humor ayuda.

Os dejo dos piezas. Una, esta magnífica canción (e intensa: buena receta, sólo para el arte), Crazy Love (nada que ver con lo de Beyoncé), escrita por Faithfull en colaboración con Nick Cave y, para darle marcha a la mañana, el baile de Uma Thurman y John Travolta en Pulp Fiction: Chuck Berry, You never can tell. A mí el Travoltilla siempre me pone de buen humor. Es un chico de mi barrio que ha llegado lejos.


Acciones

Informacion

21 respuestas a “El riesgo de la intensidad”

28 06 2010
natalia (09:51:45) :

A los buenos lunes Maruja. He estado en los madriles, eso siempre va bien, pero desconectada, tampoco sobra hacerlo. Pues resulta que dejé mi rollito de los jueves literários colgadito como del tendedero y ahora al leer los comentario, voy y me topo con una maruja a secas que me deja unas palabritas que me alegran un ciento. Verás, conozco várias Marujas (de buen rollo) blogueras ellas, pero siempre llevan el susodicho apellido, asín que pensé que eras tú, vete a saber. Veo que tienes mi blog como seguidora, lo cual me pone las pajaritas a volar.
Te sigo Maruja, el rastro y los artículos paisanos, y esta mañanita me regalas un bailoteo que se me vas pos pies con el John y la Uma, gracias. Nos vemos, fins aviat, petons.

28 06 2010
sol (09:52:59) :

el baile de Uma me parece magnífico para comenzar la mañana de un lunes de una larga semana de trabajo. Decidí empezarla con humor…si señor!!!!!

28 06 2010
luliya (10:27:37) :

Gracias Maruja por haber tomado esta estupenda decisión para que todos (no me gusta lo de todos y todas) los que te seguimos podamos seguir haciéndolo ahora con más cercanía aún. Acabo de caer en tus redes. Esta mañana de lunes, he dejado el mocho aparcado en el pasillo y me encuentro con tu regalo musical,uno te lleva a la nostalgia y el otro te dá caña para empezar una nueva semana. Lo dicho,muchas gracias por enseñarnos lo desconocido y desempolvarnos lo que teníamos olvidado.Hasta mañana.

28 06 2010
murron y hope (15:35:16) :

Marianne Faithfull siempre me encantó. Su colaboración con Metalica me encantó. Lo cierto es que tiene una voz tremendamente peculiar. Y Nick Cave es un maestro. Esa voz de caverna, tan oscura. Me subyuga. Lo cierto es que, aunque acabo de llegar a los 40, soy de las que escuchaba desde niña a mujeres como esta o como Joplin, Joan Baez, Emmylou Harrys… Como me gusta la voz de la Harrys cuando acompaña a Dylan. Pulp Fiction marca un antes y un después en mi visión del cine. Creo que disfruté como una enana viendo aquella película. La escena de Samuel L. Jackson cuando recita los versículos antes de liarse a tiros es impresionante. Bueno, lo cierto es que no hay un diálogo que no me encante. Probablemente poca gente esté de acuerdo pero yo creo que es una obra maestra de nuestro tiempo. Que gran película¡¡¡ Que grande es Tarantino¡¡ Tuve la oportunidad de verlo en persona en el Hotel Villamagna y es igual que sus pelis. Raro, desgarbado, sorprendente, un niño grande.
Respecto a lo que dices de la intensidad. Hace poco un amigo al que quiero mucho me reprochó precisamente eso. Que soy muy intensa, muy enfática. Quería que dejase de serlo tanto. No creo que eso sea posible. Creo que es cierto, las mujeres solemos ser más intensas. Yo al menos lo soy. Soy muy visceral y me apasiono con las cosas que me importan, con lo que amo, con lo que odio, con lo que detesto. Definitivamente es cierto, no creo que pueda dejar de ser tan intensa. El día que deje de serlo estaré muy enferma o muerta. Un beso

28 06 2010
Leer está de moda (15:45:39) :

Maruja, a mi modo de ver, ¡¡¡qué sabias elecciones musicales!!! El año pasado por estas fechas más o menos la Faithful estuvo en Barcelona y fue un excelente e intenso concierto… Me ha traído muy buenos comentarios, tu post!

28 06 2010
Leer está de moda (15:48:38) :

Jaja, comentarios no, “recuerdos”!!! Cómo estoy!!!

28 06 2010
Bonet (16:10:18) :

Preciosos y delicadísimos regalos musicales. El mayor riesgo de la intensidad es dejar de serlo. Como tu dices, la coña marinera, destensa. Pero… ¿que hubiera sido de tí y de la Mariana de no haber sido intensas?
Como dice mi amiga, la Luz: ” Sin estas mujeres petardas no existiríamos”. petó

28 06 2010
Isabel (16:53:17) :

Sí, esa voz de intensa me da la medida de que tenemos mas cortes que el trapo de un afliador, pero a mucha honra; la nuestra, no la de toda la familia como en las intensas benardarbilnas. Creo que esa es una de las diferencia, el no cargar con la honra de toda la estirpe a costa de ese mal medido centímetro cuadrado entre las piernas y todo su contenido ideológico. Intensidad para salvarnos a nosotras mismas, y de paso a las congéneres que dieron el paso al otro lado.
Disfrutando con los videos, como siempre, que lujo hija… los regalitos que nos haces
Hasta mañana:
Isabel

28 06 2010
filo (18:04:40) :

sensacionales vídeos, para esta tarde de junio( que es cuando yo les doy al play), por lo demás la Sra, Faithful tiene un currículum que para mí quisiera yo, intensa vida, muy intensa…

28 06 2010
lola (18:41:31) :

Maruja,qué bien que te hayas decicdido a compartir este espacio con todos nosotros,gracias.
Respecto a la Intensidad,bienvenida sea siempre y en todo lugar,y quien no la sepa o quiera valorar…agua!
Muy buena la elección de la canción.
Pásate un día por La Ventana de la Nierga ,que los oyentes te recibiremos encantados.
Muchos saludos cariñosos

28 06 2010
Ángeles (20:16:24) :

Yo también peco de intensa…hoy he entregado notas y me salía la intensidad por todos los poros…y alguna lágrima también…y sí, hemos acabado riéndonos…

28 06 2010
Pilar (21:51:06) :

Me quedé ayer pensando en esa frase, nos pasamos de intensas, ¿es acaso un modo políticamente corriente de decir histéricas?

Cariño, no seas tan intensa, cielo.

Pues no sé, quizás se trate tan sólo de afrontar algún riesgo menos en la vida, que de eso ella sabe un rato, o simplemente tratar de respirar hondo antes de entrar a cualquier trapo.

Sigo pensando en ello, y ahora me pones tú eso del nihilismo intenso, no si ya sabía yo que leer a mujeres inteligentes y valientes, tiene riesgos.

😉

28 06 2010
AnnaGB (22:46:25) :

Nosotros hoy, disfrutando con pequeñas cosas como la que nos ha ocupado y, mientras, los fabricantes de armas de EEUU disfrutando con la subida en Bolsa de sus acciones. Claro con la decisión de : ¡armas para todo el mundo para preservar la paz y la seguridad! Ni Obama tiene libertad, en el país que se define como el más libre.

29 06 2010
Abelardo Martínez (09:07:17) :

No conocía el blog de la escritora, prometo entrar de vez en cuando

29 06 2010
Ignacio (15:23:07) :

Anna GB, quizá sea “el mas libre” precisamente porque puedas llevarlas.

Mas fácil es prohibir.

Saludos

29 06 2010
Gloria (16:16:01) :

el riesgo de la intensidad…cuánta verdad…
a veces intento dejar de serlo porque seguramente viviría relajada si mi piel y mi alma no se alteraran tan intensamente con una sonrisa, una mirada…pero no puedo

29 06 2010
Rebeca (22:33:24) :

¡De cuántas úlceras no evitaría el sentido del humor, tan necesario en nuestros días!
Apuesto por quitar hierro al asunto, en vez de echar leña al fuego que, sin duda, nos hace más felices. Intensidad, sí, en un partido de fútbol, en la cama o en los colores de la ropa, no en el día a día.

29 06 2010
Intensidad en su justa medida « Jutlandia's Blog (23:18:53) :

[…] en su justa medida Por gloria Nos advierte Maruja Torres del riesgo de la intensidad y de la medicina del humor como remedio. Pero, ¿merece la pena renunciar a ella?. Es cierto que […]

1 07 2010
PilarMC (18:04:42) :

¿Por qué somos tan intensas? ¿Será que leemos demasiado? Lo digo por este enlace que te envío que me ha hecho pensar en tí, lectora y escritora impenitente. Quan vens a Barcelona, dona? ¿Quin és el programa que has gravat a Madrid?

1 07 2010
PilarMC (20:19:59) :

Ya me pasa, ya, olvidé el enlace! http://www.festamajor.biz/activitat/marrocfest/
pero como acabo de darme cuenta que mi humilde blog está entre tus favoritos (¡ahora me pones muy alto el listón, jajaja) a lo mejor ya has visto que lo he difunfido como se merece.

17 07 2010
Presen (13:52:46) :

Hola Maruja guapa!!
aims eres mi hermana mayor , la mejor , la ideal, con la que disfrutaría intensamente discutiendo con ardor algún posicionamiento enfrentado¿? Creo que eso es, meridianamente, imposssssííble!!

por todos los santos del cielo!!! en clara emulación y homenaje a mis mayores: que figura tan necesaria, para mi, la tuya Maruja. Tanta afinidad me confunde e incluso ¿me mosquea? jajaja , aims que buen momento para descubrir tu bloog!!!

tremendas gracias por tu lengua , que logra exhonerarme de la propia , ya sé que no estoy tan sóla, aunque no pueda “tentarte”,es como si estuvieras conmigo, aims Maruja, Maruja, como lograste transportarme a mi primer amor infantil:un chico libanes que estudiaba veterinaria en Córdoba, mi ciudad natal, al que veía por la ventana de la cocina, aims que dulces rasgos los de aquél chico….

Besos , hermana del alma mía!!