Fieramente amar, ferozmente leer

6 06 2010

No resultan tan distintas una emoción de otra. Yo he sido siempre de las que se enamoran porque sí y desde el primer momento. Con la lectura me ocurre lo mismo. No me refiero a un libro concreto, sino a esa pasión que brota en mitad del pecho, esa necesidad ineludible de salir a la calle a por un libro nuevo. Aclaro que mi piso de Barcelona está abarrotado de libros: los que tenía aquí y los que compré en Beirut. No importa. También he amado a muchos hombres -a bastantes, al menos- y todavía, a mis 67, siento de vez en cuando el violento mandato de enamorarme ferozmente. Gracias a la vida por ello, dicho sea de paso, pues como aseguró Albert Camus, “no ser amado es una drama, pero la tragedia es no amar”.

interior de la librería taifa

Así que hoy, domingo, me ha entrado el arrebato de los libros y me he propuesto, idiota de mí, salir a buscar -y encontrar: de ahí lo de idiota- una librería. Al parecer, sólo abre Taifa, en la calle Verdi -todo el fin de semana; el domingo, por la tarde-, por lo que desde aquí agradezco a su propietario, el señor Batlló, el que pueda ir luego.

Pero es que la llama de mi pasión, para entonces, o me habrá consumido o se habrá evaporado. Puedo aguantarme las ganas de lanzarme al cuello de, pongamos, Clive Owen, si pasa por aquí. Ese mecanismo de represión lo he desarrollado con bastante arte, sobre todo desde hace unos cuantos años. He aprendido a sublimar lo que siento, aunque no a dejar de sentir, ni ganas. A reprimirme en la lectura ni siquiera con Franco y sus censuras aprendí, ni siquiera con el Índice de la santa fucking madre iglesia. Muy al contrario, actuaron como alicientes.

Fieramente, ferozmente, necesito satisfacción inmediata. Una librería, una librería, una librería, una librería abierta en domingo. ¿Laie, Bertrand, La Central? A ser posible, con café, con mesas, con barra. Oh, dioses, si el “Titanic” hubiera tenido librería en el bar no me habría importado morir allí.

Llegaré a Taifa esta tarde. O no. Cuando me enamoraba, en los tiempos en que ser correspondida dependía de los dados de la fortuna y no de la biología, si el otro no mostraba reacción inmediata había una oportunidad de que la cosa cuajara: como me gustan los pasivos, me empecinaba y acababa por rendirlos. Pero con los libros es otra historia. Es amor recíproco desde el primer instante. Su rostro, mi cubierta: nos miramos y sabemos que estamos hechos el uno para el otro.

Que no pido la luna, señores: sólo una librería de guardia. Con tantas farmacias como hay en el Eixample -y alguna que otra abierta siempre en festivo-, barrio de burguesía propensa a las indigestiones y a las entretenidas consultas al farmacéutico, ¿no puede existir un librero de turno? ¿Una librera? ¿Alguien que, hechizado por la pasión con que uno se arroja en brazos del volumen desconocido, se nos acerque para ofrecernos una copa de cava y nos inste a que brindemos por esa relación?

Sí, iré a Taifa. Pero el impulso ya ha sido defraudado. La parte interna de mis brazos tiene que rozarse con los libros conocidos -por leídos, releídos o ya adquiridos y amontonados a la espera; los libros que me mandan y no doy-, para no sentir el vacío, y ahí la tentación puede estar en cualquier parte. En la poesía de Miguel Hernández. Si, sí, ahora mismo me abrazo a los dos tomos, grandes, fuertes, febriles,  que forman la Obra Completa, publicada por Espasa Clásicos. Me llenan, claro. Pero la excitación, ay, ¿cómo haré para conservarla hasta la tarde?


Acciones

Informacion

43 respuestas a “Fieramente amar, ferozmente leer”

6 06 2010
Lola MU (11:37:37) :

Acabo de leer en El País que tienes un blog – perdona el tuteo pero es que me parece conocerte de toda la vida – y quiero darte la bienvenida a la “blogosfera”. Con tu permiso te enlazaré al mío.
Saludos cordiales de una seguidora .

6 06 2010
Sonia (12:29:08) :

Muy buena idea!, la de las librerías de guardia. Yo, incluso estaría dispuesta a pagar una entrada para pasarme las tardes de domingo, allí, mirando libros. Por cierto, bonita cita de Camus. Y felicidades por el blog!

6 06 2010
mariano Ibeas (12:46:08) :

Hola, Maruja: Bienvenida a la “blogosfera”. Me ha faltado tiempo, después de leer tu crónica de El País, anunciando tu blog, para enlazarte. también a mi humilde blog en el que se habla de todo un poco, de libros y de poesía. Ya sé que lo vas a tener difícil, porque somos muchos los “fans” tuyos, y sabes que te queremos.
Un abrazo.
Mariano Ibeas

6 06 2010
jaione (12:48:03) :

He de admitir que, me he sentido de lo más identificada en el texto escrito. En el momento que me hablan de un libro interesante siento una inquietud que no paro hasta que lo encuentro. El último ha sido “Amor líquido” de Bauman. Me ha encantado su forma de escribir, su prosa te lleva por senderos que, pese a la apariencia de estar trillados, se contemplan de forma diferente. Una de las bondades de los grandes escritores es que ayudan a comprender mejor la realidad que nos ha tocado vivir.

Me gusta tener libros encima de la mesa que esperan a que los lea.

Respecto al amor, no me resisto a comentar que comparto el título de “amar ferozmente”. Aunque últimamente el amor no esté de mi lado. Eso sí, espero abrir la puerta cuando llame. Me da igual que sea “amor o deseo”, todo vale. Entre tanto, me refugio en los libros.
Como has mencionado a Miguel Hernandez, me despido con él:
“Solo quien ama vuela”.

6 06 2010
ruth (12:54:48) :

molt bo, maruja ! serà un plaer seguir-te a la xarxa, i no haver d’esperar als diumenges 😉 els textos aquí al bloc tenen un toc d’improvisació que m’agrada més, ens permeten més descobrir-te. sort en la nova etapa 2.0

6 06 2010
elisenda (13:10:50) :

Felicitats pel teu blog Maruja!
Jo opino el mateix que tu de les llibrerís obertes en festius.
Per sort, fa uns anys, al meu barri, els diuemnges obre la fantàstica llibrería DOCUMENTA, C/ Cardenal Casanyes ,entre La Rambla i la Plaça del Pi . Per cert, en perill de desaparició per problemes inmobiliaris, tristament tant freqüents al nostre barri !

6 06 2010
Pilar (13:15:23) :

No soy muy original, y reconozco que me aterra quedar como pesada e indiscreta, por eso he precisado la invitación abierta en El semanal del Pais, para pasarme por aquí.

Hay escritores y escritoras a los que sigo con pasión, en libros y artículos de prensa, pero jamás se me ha ocurrido buscarlos en la red para colarme en su casa (aunque sea virtual, un blog es tu casa). Supongo que es lo mismo que me impide perseguir un autógrafo, aunque en la feria del libro me siento con derecho, nunca he acosado a nadie en otro escenario.

Así que respondo a tu invitación y cargo en mi portátil la ruta hasta tu casa, me quedaré a medio camino entre la biblioteca y el llanto por un mundo que no entiendo y no parece caminar más que hacia una destrucción lenta, cruel e innecesaria.

6 06 2010
Ágreda (13:31:35) :

Es una idea estupenda lo de las librerías de guardia.
En cualquier caso, en Barcelona (lo mismo me equivoco y mi experiencia ha sido fruto de la casualidad) yo he ido a librerías en domingo, las que están dentro de museos. Laie y La Central, una en el Macba y otra en el CCCB. Especialmente la que está en el CCCB, que es bastante grande y no sólo tiene libros de arte, sino que está más diversificada.

6 06 2010
Joaquín y María (13:39:31) :

¡Hola, Maruja!
¡Qué grata sorpresa ha sido encontrar esta mañana el link de tu blog en “El País”!
Somos de la misma generación. Te seguimos desde tus primeros tiempos en “Fotogramas” (cuyos números vamos conservando desde hace un montón de años) y te leemos habitualmente, tanto en tu página dominical como en tus libros.
Ya ves: estamos diciéndote lo mismo que tanta gente que simpatiza contigo; no hay nada escrito especialmente original para captar tu atención.
Entendemos perfectamente que hayas incluido la foto de Tonino. Nos encantan los perros. Una yorkshire de doce años, por cierto, se nos murió hace un mes.
Desde Twitter ( http://twitter.com/Conquinceletras ) hemos divulgado hoy mismo tu incorporación al mundo del blog.
Un saludo.
No, mejor: ¡un abrazo!

6 06 2010
Amelia (13:43:22) :

Otra de “bienvenida”, Maruja.
Porque sí, porque necesitamos que la gente como tú (también otra de tuteo) no pierda la voz, al contrario. La lectura de la prensa deja cada vez un sabor más acre y decepcionante (y ni te cuento en la glamurosa e inefable Comunitat Valenciana en que me hallo), así que hay voces, como la tuya, que necesitan todo el eco posible.
Y sin que esto sea coba, sin necesitar una identificación letra a letra, sólo el sentido común, la mínima decencia, la justa dignidad coherente y cívica… Bienvenida.

6 06 2010
Natàlia (15:07:17) :

Con tres heridas tú, la del amor, la de la vida la de los libros
(entre otras, claro, que parecemos cristos heridos no de muerte, de ganas por vivir CARPE DIEM).

Pido, demando librerías de turno… en Andorra, el monstruo Pyrénées abre a las 9,30 y cierra a las 19 en domingo, incluso la librería, cosa rara por estos lares de catipenes, etílicos, cremitas de Lourdes, fumaderos (estos que duren, sigo adicta)pastillitas raras en farmacias (esas sí, de turno) y un festín de verdes nuevos gratis a ojos vista !ave! primavera.

Bajo la copa de un abeto (mi cama), leo el último capítulo de: “Meridiano de sangre” de Cormac McCarthy, orgía de letra en paisaje casi imposible, doloroso, delirante, bellísimo, apestoso, inundado de sangre, dolorosa lectura, corta la respiración o te droga, insoportabe a veces, otras exquisita.

Més ptons, i en el regne de Taifa, sort i bona caçera, i en el regne del blog, benvinguda, acabo de llegir-te al Dominical, sobre el tema, natalí

6 06 2010
María José (16:38:49) :

Hola Maruja: Yo, como Lola Mou, acabo de leer en tu página de EPS que tienes un Blog, lo cúal me alegra un montón porque me permitirá felicitarte por tu página sin tener que recurrir al correo ordinario. Para mi, después de tantos años de seguirte, eres como alguien de la familia que vive en otra ciudad, y circula por otros mundos (que, al fin y al cabo, están en este en el que habitamos tirios y troyanos). Bienvenida y enhorabuena por tus lúcidos artículos. Bicos

6 06 2010
Ernesto (17:29:30) :

Bienvenida al mundo bloguero, yo también me he enterado al leerte en el EP de hoy que te inicias en este espacio.
No te aburriré con el largo párrafo de que te sigo de siempre y una agobiante lista de lo que he leído y conozcó tuyo. Si te digo que formas parte de mi gente, en cuanto al grupo que considero con muchas cosas comunes.
Y una de estas es, por lo que veo, la pasión por las librerías; casualmente esta semana colgué en mi espacio una entrada sobre la Shakespeare de París.
Espero que tu blog se mantenga como tal, aunque permíteme mostrar alguna reticencia dada la actividad que tienes y el tiempo necesario para moverse por estos barrios virtuales. Yo personalmente estoy encantado de esta experiencia, por lo qué, aparte de darte la bienvenida, te deseo que llegues a experimentar el mismo placer.

Un abrazo. Te leeré.

6 06 2010
maria (17:50:06) :

Muchas gracias por poderme poner en contacto contigo en un domingo por la tarde, parece que la vida cotidiana se detiene por eso la sugerencia de la libreria me gusta mucho. Un beso y me alegro de que no sigas en Beirut , no te enfades pero estas más cerca de nosotros.

6 06 2010
oretano (17:50:41) :

Maruja, hermosa, qué gusto da leer……..te.Gracias.

6 06 2010
piedad (18:04:54) :

¡BIEN! Te encontré. Ya he dejado mi comentario en tu enlace de facebook. Perdona el tuteo pero me parece que te conozco desde siempre. Y cuando me permito decir “conozco” es que llevas muchos años haciendome reir, sufrir, pensar, etc.

6 06 2010
Blogpocket (18:07:08) :
6 06 2010
A. O. Scuras (18:19:20) :

Gràcies Maruja, per obrir-nos el teu balconet. Besets des d’Elx.

6 06 2010
Pilar Enguídanos (18:42:27) :

Hola Maruja. Gracias por abrirnos esta ventana para poder estar más cerca de ti. Desde hace mucho tiempo, mi primera lectura los domingos por la mañana es tu artículo en EPS y nunca dejo de sorprenderme que en todo este tiempo nunca, nunca he tenido ninguna discrepancia con lo que decías.
Mi libro de cabecera para las temporadas depres siempre ha sido el ¡¡Oh, es él!! (ya bastante sobadillo). Cada vez que lo leo me sigo riendo como la primera vez.

6 06 2010
Alejandra (18:52:05) :

Qué hermosa entrada. Acabo de leer en EPS que escribe un blog. Será una delicia leerla. Y de repente recuerdo lo que le dice Julia (Vanessa Redgrave) a Lilly (Jane Fonda) en la película “Julia”: «I’ve always liked your rage Lilly». Idem: “I’ve always liked your rage Maruja”.

6 06 2010
José Luis Perdomo (18:53:23) :

Un placer poder saludarte y leerte desde hoy en este rincón mágico. ¡Bienvenida a la blogocosa!

6 06 2010
Ester (18:57:19) :

Maruja (tengo que tutearte), en primer lugar, gracias por este otro espacio para seguir “chupando” tu buen humor y tu humanidad genial. Te sigo desde que empezaste en El País (dices que 25 años) y ni un domingo dejo ahora de leer tu artículo. Una vez descubierto -como otros tantos- tu blog, pues tampoco pienso perdérmelo. Enhorabuena por tomar esta decisión. Por lo que se ve te sobra comunicación y calor de tus lectores. Hasta la vista.

6 06 2010
José María (19:09:50) :

Bienvenida a la blogosfera, Maruja. Yo también me he iniciado en ello hace unas pocas semanas (jmbigas.blogspot.com).

Me encanta lo de “ferozmente leer”. Mi relación con los libros desde siempre ha sido algo sensual. Un libro es continente y contenido a la vez. A pesar de ser nacido en Barcelona, llevo muchos años viviendo en Madrid. Y aquí, afortunadamente, los domingos están abiertos algunos espacios de “interés cultural”. Por ejemplo, alguna de las grandes librerías del centro, como la Casa del Libro y demás.

Mi vicio por los libros me convierte en un coleccionista irrefrenable. Mi recuerdo de los últimos viajes a Londres, por ejemplo, es el de ir encorvado bajo el peso de un par de pesadas bolsas con docena y media de libros diversos, que, por algún motivo, me llamaron la atención. Allí descubrí, por ejemplo, hace años, el excelente “Winter in Madrid” de C.J. Sansom, que luego se ha publicado en España.

De nuevo, bienvenida.

JMBA

6 06 2010
Virginia (19:49:38) :

Hace tiempo que venzo el mono de conseguir libros en festivo, yendo a las tiendas ‘de conveniencia’ (según las denominan en los tiques de la compra). Claro que ahí sólo puedes conseguir los más vendidos… Sin embargo en esos expositores que giran, a veces, sólo a veces, encuentras perdido un ejemplar de algún título ‘joya’ para mis apetencias literarias. Nada me gusta más que comprar libros o música, el problema resulta que jamás me conformo con uno. Dos, tres, cuatro… y hasta cinco tuve la suerte de comprar en la Feria del Libro de Madrid. Ahora después de olerlos, quitarles las bandas publicitarias, leer las solapas… tengo que decidir por cual empiezo. Eso también me cuesta. Lobo, Lehane, Oates, García Ortega, Menéndez o Murakami. ¡Qué rabia no compré uno en Pre Textos de Darío Jaramillo Agudelo!
PD: Muchos saludos. Alguna firma hemos compartido en esa feria, hace ya 10 u 11 años, con ‘Mujer en Guerra’ editada por Aguilar.

6 06 2010
Itxaro (19:52:32) :

Enhorabuena y bien venida.

6 06 2010
marijose (20:36:56) :

Hola Maruja: que bueno que te apuntes a la blogosfera, cuando lo ví hoy en el País me alegraste el día. Ya que tu post de hoy va de tu pasión librera, te recomiendo un libro que acaba de salir y que está dedicado en exclusiva a tu amigo Terenci. Por supuesto habla de Egipto y de cine. Los autores son unos muchachos asturianos muy simpáticos. La referencia es : “El antiguo Egipto en el cine” T&B editores. Por cierto hace ya unos cuantos años compartimos mesa en Gijón con motivo de la presentación de un libro. Recuerdo mucho tu risa y tu energía. Sigue así porfa. Un beso grande, grande.

6 06 2010
marr (21:36:46) :

¡Bueno, bueno, como me gustaría vivir en Barcelona!. Una librería abierta en las tardes de domingo es un lujo. Seguro que has podido conservar la excitación hasta la hora bruja de encaminarte hacia ese templo del saber, del conocer e incluso de diversión, aunque haya mucha gente que no lo crea.
Yo quiero una librería, para mí, para vender libros, de esas que tú citas, con mesas y café para tomar mientras ojeas las páginas de un ejemplar virgen y que luego llevas a casa para seguir leyendo en el sofá. No hay nada mejor. Si pudiera, si tuviera la oportunidad algún día la montaré y tú serás mi invitada de honor.
Un beso y bienvenida al humilde mundo de los blogs.

6 06 2010
Javier Astasio (21:58:38) :

Tarde, pero aún a tiempo, vuelve a maravillarme ese arte que te inoculó tu Elisenda para escribir como hablas… y decir lo que piensas. Un beso

6 06 2010
Maria Luisa (22:37:50) :

muy agradable saber que usted a abierto este blog, porque así cada día de la semana, podre acercarme a leer algo suyo, siempre bienvenido, siempre interesante, inteligente y algún que otro adjetivo que me averguenzo en escribir, porque yo no tengo sus habilidades escritoras, yo solo soy lectora, suya, apasionadamente, y ahora solo la escribo para darle las gracias, por sus textos generosos, para que nosotros disfrutemos de esos momentos cargados de emociones, entre noticias, entre otras cosas.
muchas gracias Doña Maruja,

6 06 2010
Pepa López (23:30:19) :

Hola Maruja.
¡Qué placer tener este sitio donde entrar en cualquier momento y poder leerte a diario, sin esperar de domingo a domingo! El domingo con tus artículos es más llevadero y quiero felicitarte de todo corazón por tantas hermosas, tristes, duras y entrañables cosas con las que nos llevas obsequiando desde hace tanto tiempo. Disculpa el tuteo pero me sale del corazón. Enhorabuena y me alegro de tener este punto de encuentro. Gracias por ser y por estar siempre, muchas gracias. Un abrazo, con tu permiso.

7 06 2010
BunkerGlo (04:11:41) :

Maruja querida, así con familiaridad y afecto. Apenas si compartimos algunas horas por la siempre querida BCN en el 2006, bajo el cobijo de Casa América, Toni y nuestro común Berni, que esto me da la licencia de la familiaridad manifiesta. Desde entonces me enamoré porque si de ti. Tu pluma, tu letra, tu risa y fuerza vital que es fiesta en ti. Celebro tantísimo este final de domingo que me puso andareguiar por entre esta maraña de puertos cibernéticos buscando un sorbo de luz, y te encuentro como luna en pleno medio día por este desierto. Será más fácil seguirte y saberte a partir de ahora.
Va una abraçada carregat d’afecte i bons desitjos per la teva vida i salut!! Ja veuràs com gaudiràs aquesta estrena virtual gegant. Molts petons
Gloria (búnker) periodista colombiana

7 06 2010
VIRGINIA (08:59:48) :

¡Hola Maruja!Espero con impaciencia leer tus artículos cada domingo,con esa frescura,llenos de vida de razón y de crítica,me alegra que tengas blog,ahora podemos seguir compartiendo buenos momentos contigo.
Felicidades

7 06 2010
Mónica (12:05:38) :

Me ha gustado mucho tu entrada y quiero dejarte una sugerencia, aunque sea de literatura infantil -La bibliotecaria de Basora-. pienso que te va a gustar. Saludos y bienvenida :)

8 06 2010
Tomás Rivero (09:16:07) :

Maruja, te envié un correo con poemas diciéndote que no sé si llegaba a tiempo de tus urgencias por encontrar un libro de guardia. Que cuando a uno le urge leer, un libro de poesía es la mejor urgencia. Y que como Silvio, un servidor no está en los archivos ni en las papelerías. Ni en los mercados grandes de la palabra.
Y te puse besos en las ingles para fortalecerlas con algo de belleza, ahora que las ingles ya no se las juega nadie. Y te pedía que siguieras amando siempre con el violento mandato de una enamorada feroz.
Salud y alegría.

Tomás Rivero.

8 06 2010
Arqui (10:49:51) :

¡Que suerte Maruja! para los que te admiramos, que tu regreso te haya trasmutado en bloguera, soy básicamente voayeur, te leo desde la adolescencia, y una recomendación tuya (84 Charing Cross Road) de hace cinco años ha cambiado varias vidas, Me enamoré mientras ferozmente leía y compartía, sin embargo no hemos sabido amarnos fieramente, pese a algunas fieras, creo que ambos nos recordaremos ferozmente encantados de haber amado, mientras te leemos. Gracias Maruja, diviértete mientras haces esto, gracias por emocionarme.

10 06 2010
Ana de Francisco (11:48:34) :

Mi Querida Maruja, en veinte años que te sigo jamás he podido resistir la tentación de empezar a leer el periódico por tus artículos. Siempre. Excepto este pasado domingo, que por razones que no vienen al caso, me ha sido imposible. Y hoy, al poder leerlo con la tranquilidad que se merece, ¡ay madre! que me encuentro… el mejor regalo que nos podías hacer. Te agradezco infinitamente la invitación que nos haces a tu blog para seguir compartiendo, disfrutando y emocionarnos con tus verdades.
Bienvenida y muchas felicidades
Un saludo

11 06 2010
juan (18:26:33) :

Que alegría me das que estés con los mayores pues yo suelo comprar el país entre otras cosas por el semanal y lo que tu escribes lo devoro y soy un gran lento pero las cosas tuyas me encantan un saludo desde málaga juan

11 06 2010
Soledad Montoya (19:01:40) :

Gracias, Maruja, por esas ganas de vivir y esa libertad que transmites. Nunca olvidaré tu “Amor América”, que tanto y tanto me gustó. Te deseo lo mejor. Un abrazo muy fuerte.

11 06 2010
Carmen (23:12:55) :

Ya veo que no soy nada original. Lo digo por entrar en esta página después de leer El País Semanal. Más de una lectora o lector se ha tirado al ordenador para hablar con, nada más ni menos, que Maruja Torres. Y es que no sé hasta que punto los escritores sabéis lo necesario que es hablaros a veces. Recuerdo que hace bastante tiempo tuve la necesidad apremiante de comunicarme con usted. Y le escribí una larga carta, posiblemente, terrible, que envié certificada a El País (Madrid). Debo confesar de que en mi fuero interno tenía la esperanza de que me contestara o, al menos, que me leyera. Pero en unos pocos días me olvidé. Pensé: “que tonta eres tu crees que esa mujer tan importante y que está tan ocupada va a contestar tu carta, ni que fueras la única que le escribe”. Después de leer este blog veo que mi voz interna no se equivocaba. Pero las nuevas tecnologías abren otras puertas y, hoy, años después de mi primera experiencia, casi mística, con un libro suyo, “Mujer en guerra”, puedo decirle que me hizo vivir por unos días un sueño con sus propias experiencias. Puede sonar raro, pero es así.
Y además, al hilo de su comentario sobre la Literatura y los libros, añadir que yo salí en aquellos días en busca del suyo y me dijeron que aún no había llegado a las tiendas (había visto una breve reseña en una revista). Tuve que conformarme con dejarlo encargado. En cuanto me llamaron para recogerlo fui tras él. Cociné leyéndolo y no dejé de leerlo ni para dormir. Hasta que lo terminé.
Por eso, más que escribir la carta necesitaba verla para decirle lo que sentía. Ya ve, yo no sólo necesito un librero de guardia sino también una escritora. Este blog me ofrece esa posibilidad. Gracias por estar cerca después de tantos años de relación.

12 06 2010
natalí (12:30:35) :

MARUJAAAAA, he leído tus dos artículos en el País referentes al Prémio Príncipe de Asturias, siiiiiiiiiiii, si alguna vez un prémio hace justícia o sirve de algo, es en este caso.
Adoro a AMIN MAALOUF desde “el Africano”, al ver en tu reseña esa frase …”no procedo de ningún país…” et, sentí que me subía un nudo de alegría a la garganta, ayyy, Maruja, esas frases, desde que las vislumbré, fue como ver la luz verdadera, la que deseo que me ilumine en mi travesía particular. Coincidimos, amamos a ese hombre libanés, andaluz, cristiano y musulmán, europeo y mediterráneo de este a oeste, este peazo de ser humano decente y generoso, lúcido, y escritor cual copa del pino más grande en Via Ápia o cerca de Baalbek o en Tàrraco (neura mía lo romaníl).
Siiiiii, Maruja, doblemente contenta estarás por este prémio a un escritor y a un Libanés, aunque nos pertenezca y quiera él pertenecer a todos.
!Aveee! natalí

13 06 2010
natalí (10:26:04) :

Añado Maruja, pino o cedro del Líbano “of corse”

13 06 2010
Miriam (22:35:35) :

😀 Hola Maruja!! hoy te vuelto a leer, pero me pica otra curiosidad ¿conservaste las ganas? ¿qué cayó en tus manos? ¿alguna recomendación?

Nos halaga mucho a todo el equipo de H que nos hayas añadido a tus blogs favoritos. Gracias.

Si algún día te dejas caer por Sevilla, tienes una visita obligada.

19 06 2010
Gloria (09:20:31) :

Puede que sea el que me apasione la lectura la explicación de que me haya enamorado de Oxford pues es una ciudad que emana amor por los libros desde cada uno de los poros de sus calles.
Recuerdo la fascinación que sentí la primera vez que me sumergí en Blackwell, la librería más grande del mundo…me parecía estar en un paraíso…tanto donde elegir, tantos libros que ojear, que tocar, que sentir…