Acabo de ver El asesino y es una peliculita que se deja ver agradablemente, sobria y tranquila de factura. Sale Italia, la parte que no solemos ver, la zona de Abruzzi y, sobre todo, sale muuuuucho George Clooney, que anuncia Nexpreso en la vida, y que está inconmensurablemente guapo, esbelto y bien fotografiado. Cuando fabrica su arma larga -pues gánase la vida aquí, el buen hombre-, sus antebrazos y manos tienen un gancho insuperable. Bueno, sólo superado por el pie desnudo que le sacan al principio de la peli. ¡Se recomienda no llegar tarde! Pedazo de pie derecho bien torneado, sí señor.