Hola

28 10 2010

Y perdonad la ausencia. Pero a Internet le pasa lo que al viejo teletipo que tenía en Beirut en los 80, que sólo funcionaba cuando caían bombas. Aquí la conexión puede pillarme de compras, o perdiendo el tiempo viendo obras de arte milenarias. Qué le vamos a hacer. Me voy enterando de lo que pasa en España por amigos y por algún telediario. Ayer pude escribir la columna muy temprano y mandarla, y luego catarí catarí.

Y dentro de un rato os contaré, me voy a El Fayum a pasar el día. Con lo cual me quedan tres jornadas que pienso aprovechar al máximo. Tiempo tendremos de comentar los asuntos patrios cuando esté ahí, ¡y con todos los adelantos! Perdonad que sea breve, pero como sabéis soy muy partidaria de la condensación, la elipsis y la concreción. Saludos y a El Fayum, que falta gente.


Acciones

Informacion

15 respuestas a “Hola”

28 10 2010
Jesús Garrido (07:56:23) :

perdonad??, ya quisiéramos tener muchos el revestimiento de tu formalidad

28 10 2010
Carmenchu (09:19:00) :

Hola! Veo que sigues la tendencia del ‘slow movement’ en cuanto a Internet se refiere… y que se confirma que vuelven los 80. Bien! Feliz día.

28 10 2010
Javier Astasio (09:28:08) :

Un beso, querida, que te tendo muy abandonada. Disfruta

28 10 2010
PilarMC (10:01:24) :

Ya te habrás enterado de la muerte de Kitchner. La semana pasada hablé largo de él y de su mujer con un escritor argentino amigo que estuvo parando en casa. Te mando esta nota porque refleja lo que muchos argentinos piensan y por si te puede ser útil. Un beso.
http://www.facebook.com/note.php?note_id=457893335896&id=701158837

28 10 2010
Incrédula (10:26:51) :

Perdona tú, Maruja, que he invadido tu blog con mis desvaríos largos y tediosos. Capto la sutileza. No es el lugar adecuado.
Un besazo y que disfrutes de una feliz estancia en El Fayum.

28 10 2010
Ma Anonia Arias (11:34:39) :

Venga, a disfrutar del El Fayun…! me contaba mi hijo( que estuvo allí el año pasado) que es un verdadero paraiso.
Un besote grande!

28 10 2010
Carmen O (11:48:37) :

Disfruta de tus últimos días en el Cairo. Un abrazo

28 10 2010
Nacho (12:26:15) :

“Ayer pude escribir la columna muy temprano y mandarla”, sigue siendo uno de los atractivos de tu periódico. Aguardando quedo. Saludos.

28 10 2010
María (12:28:32) :

Maruja, sigo tu blog desde el principio; sigo algún que otro blog, por ejemplo el de un antiguo conocido de Santander, personaje famoso en la ciudad, poeta, militante gay…Sé que este comentario que voy a hacer no tiene que ver con este post de hoy, pero es que estoy un poco pasmada. Este chico suele escribir en su blog sobre cuestiones de actualidad, criticando esto o lo otro; también suele escribir sobre sus historias personales (que a mí, particularmente, no me interesan demasiado). Su pareja, ha ido contando en el blog, un chico de 32 años, estaba enfermo, muy enfermo. Ha ido relatando el devenir de su enfermedad desde hace un tiempo. Esta mañana leo su entrada de ayer: su pareja acababa de morir. Yo no puedo ponerme en su lugar, pero me ha dejado noqueada que recién muerto su chico, pudiera ponerse a escribir, a contarnos a los demás cómo se sentía. No sé si es falta de pudor, necesidad de soltar lo que tenía (creo que yo no recurriría nunca en ese caso a un blog, sino a un amigo) o qué, a lo mejor es que ya no sabemos distinguir. Pero al chico le entierran hoy. Habrá quien piense que un blog sirve para todo, para decir esto o lo otro, para desnudarse uno completamente. Yo no comparto esa opinión; entiendo su dolor, por supuesto, pero me pregunto (y os pregunto, si os apetece pensar sobre ello) cómo con el cuerpo caliente aún del ser amado tiene uno la capacidad de contarlo. De contarlo públicamente.
Besos.

28 10 2010
Ángeles Pérez (12:59:24) :

No tengas prisa en volver, que el país anda revuelto y desde el trono del congreso se escuchan muchos ladridos desagradables de digerir.
Bueno, y el temita del Dragó, que no se puede ser más en general.
Yo quiero comprarme un billete de avión para viajar una temporada a somewhere over the rainbow.

Un beso, Maruja, y sigue disfrutando mucho.

Ángeles.

28 10 2010
Lord Jim (13:38:29) :

aquí está todo como la elipsis de la rosa u el clavel

28 10 2010
AnnaGB (14:00:45) :

Qué irónica, si pierdes el tiempo viendo obras de arte milenario, ¿qué haces cuando aprovechas el tiempo?

Tu visita a El Cairo, me ha inspirado tanto, que he cambiado un cuadro ( colgado en la pared de un pasillo, por fidelidad a mi madre que le gustaba mucho), por un mosaico que tenía guardado, creo que es turco pero podría ser egipcio. Estoy muy contenta con mi decisión, en la que influyó tu galería de fotos de arte antiguo.

28 10 2010
Incrédula (16:20:51) :

¡Ay!, Maruja! que no puedo callar ni bajo el agua. Que una vez más me has vuelto a emocionar. Esta vez en la contraportada de El País de hoy con “Capataces”. La anterior fue en EL PAÍS SEMANAL del domingo 3 de octubre pasado con “Hacerse los suecos, jamás”. ¿Ves? Es por este tipo de artículos por lo que te quiero. No hacen falta más motivos.

28 10 2010
Incrédula (21:03:39) :

María, quizás se ha quedado tan solo que no sabe a quien contar su desesperación. La pérdida de un ser querido puede llevarte incluso a la locura. Los gestos posteriores a la muerte y hasta que el duelo no se ha realizado correctamente -a veces son necesarios años-, son difíciles de entender para quienes no han sufrido pérdidas de este tipo. El umbral del dolor y la respuesta ante él es muy diferente entre unos y otros.
Aún con todo, sus razones tendrá, ¿no crees, cielo? Un saludo.

29 10 2010
María (10:23:05) :

Incrédula, más que juzgarle lo que intentaba era ponerme en su lugar, es decir, imaginarme en su misma situación: yo pensaba que si a mí me sucediera eso, creo que lo último que haría es pensar en encender el ordenador. Tiempo tendría de comentarlo días después en el blog.
Y sí, estoy de acuerdo contigo, por supuesto que tendrá sus razones y claro que cada uno responde al dolor de una manera. Sólo pienso en mi pareja recién muerta, y yo no tendría -me parece- la capacidad o las tripas de comunicárselo al mundo tan rápidamente a través del blog; sí con un teléfono, por ejemplo.
Pero comprendo lo que dices, y nunca me he visto en una situación así. Saludos.