No tengo tiempo para comentar, pero sobre lo de Líbano leed esto, que está muy bien. Mi amiga Mónica G. Prieto, una vez más, se cepilla al resto de los corresponsales. Con la excepción de Javier Espinosa, excelente, que saldrá en la edición impresa de El Mundo.