Tenía un libro sobre vida sexual que era la leche. Lo peor es que mandó mucho. Entre otras cosas, decía que las mujeres, instintivamente, nos abrochamos con el ojal a la derecha. Yeahhhh! Entre él y el doctor Botella (tío de la ínclita) nos intentaron joder la vida sexual bien jodida.