Me encantó el primer episodio de la cuarta temporada de Mad Men. Me parece que abre muchas posibilidades, con un Don Draper que ha salido tocado de la experiencia del divorcio y una Betty dura que puede convertirse en un gran personaje oscuro. Plus la madre de su nuevo marido, que parece la protagonista de Los asesinos de la luna de miel y que dice verdades como puños, y los niños, que amenazan con grandes problemas.

Esta es la canción que cierra el episodio.