De una vieja canción de Marisol, creo que en la película -o lo que fuera- Cabriola:

«Las manchas de la ropa

se lavan con jabón.

Las del honor las lava

¡la sangre del invasor!»

Toma ya educación popular exquisita la que recibimos los de mi edad.