Lo que ocurre es que éste no es un blog culto para llenarlo de citas de escritores importantes. Algún día os contaré que Borges me miró así después de que unos desalmados le colocaran la silla de ruedas de cara a la pared. Hoy sólo quiero contaros que pronto estaré con vosotros y que, mientras escribo, Tonino me mira como me miró Borges.

Tonino

Mi perro Tonino