Del volumen Ciudad, de Manuel Vázquez Montalbán, este soberbio fragmento:

como un reloj de arenas movedizas/ te hundirá en las esquinas del deseo/ extranjero en la ciudad de todos los exilios/ empezará tu ausencia comunión de sueños/ decepción que ni siquiera existe/ vagante por la ciudad de las certezas inútiles/ que no conducen a orígenes ni límites

te pondrán un nombre como llaman lobo/ al miedo de la oveja como llaman miedo/ al descrédito que el náufrago adquiere en el naufragio

Hoy sus palabras le acercan a mí y a la ciudad secreta.