Éste debería ser el primer mandamiento para quienes intentan vendernos la versión digital de lo impreso, con destino a los nuevos soportes tecnológicos. Os pongo este breve post sólo para daros un ejemplo de cómo podría ser una revista -y, con variaciones, un diario- que pudiera leerse fácilmente en un iPad o similar. Éste es el anuncio que la publicación Sports Illustrated ha colgado en la red. Como veréis, al margen de que sea una revista deportiva, es de manejo muy atractivo y tiene contenidos. Y nada que ver con esas butifarras digitales que nos cuelgan los diarios, a cargo de poca gente y mal pagada, o de dinosaurios que vienen de la época anterior (como yo), y que se limitan a «traducir» a la pantalla y «colocar» más o menos en orden el contenido tradicional de un periódico. Imaginad que pudiérais leer así vuestro diario favorito. Ya me diréis qué os parece. Ah, y no hago propaganda de iPad. Yo no pienso comprarme un trasto de esos hasta que lo hayan perfeccionado y abaratado.