Para empezar, un link con el comentario de Miguel Ángel Bastenier en El País de hoy, escrito con su acostumbrado sentido práctico cuando trata del tema Israel-Palestina. Para seguir, una noticia aparecida en La Vanguardia, en la sección color salmón, que es mi favorita, porque suele publicar notas interesantes sobre el mundo del espectáculo. Su director -del salmón-, Miquel Villagrasa, ¡sabe quién es quién, qué hicieron y cómo se llaman! De los de antes, vaya. Pues esta noticia, como veréis cuenta un hecho pequeño pero valioso, el boicot de actores e intelectuales, primero israelíes -luego se ha sumado gente de Estados Unidos- a actuar para colonos. En las mismas páginas aparece una especie de cuento de hadas real, de esos que de vez en cuando nos hace tanto bien leer.