Romy Schneider y Kim Novak, las mejores espaldas del cine.