Párrafos sobre el leer

29 08 2010

Permitidme que os copia algunos retazos de la introducción que Alberto Manguel ha escrito para Libropesía y otras adicciones (Libros del Silencio), una antología de textos de ficción y ensayos “a propósito de los vicios y enfermedades del libro y de sus moradores”. Es una delicia que os recomiendo, no llega a las 150 páginas pero es oro puro para los amantes de la lectura.

Reflexiona Manguel, y con razón:

“Leemos el libro del mundo como si cada uno de sus elementos nos contase una historia, y fabricamos cuentos para saber cómo son el amor, la muerte, el bienestar, la desdicha, en muchos casos aún antes de que ocurran. Un lector de Moby Dick o de El castillo sabe que no toda búsqueda debe alcanzar su meta para trunfar; un lector de Germinal o de Don Quijote entiende que un desenlace trágico no desmerece una empresa justa (…) Sin las fáciles soluciones de un catequismo o de un dogma, la lectura literaria nos ayuda a conocer el mundo”.

Y añade: “Curiosamente, desconfiamos de tal enseñanza y preferimos creer en la realidad de símbolos sin contenido. Los números que recorren (…) los tableros de la bolsa de comercio y de las agencias financieras -números que se supone son la encarnación de colosales sumas de dinero virtual, nunca visto ni manipulado- tienen mayor peso y fuerza en nuestra imaginación colectiva que las personas y hazañas concretamente simbólicas, arraigadas en ancestrales conocimientos e intuiciones, como la figura de Ulises y la eterna Guerra de Troya”.

Sigue Manguel: “Recientes estudios han revelado que los jóvenes de hoy reconocen unos 10.000 nombres de productos comerciales, mientras que los vocabularios mitológicos, literarios y artísticos les son casi por entero desconocidos”.

Me parece que tiene miga.

Y aquí, una pequeña joya para empezar el domingo de buen humor:


Acciones

Informacion

13 respuestas a “Párrafos sobre el leer”

29 08 2010
Meryl (10:03:59) :

Perdón! “Saber perder”, de David Trueba, es un libro que me gustó mucho y con personajes al hilo de lo que citas 😉

29 08 2010
Carmenchu (10:16:19) :

Gracias Maruja. No nos ponías música desde hacía 16 días. Doble regalo en este domingo tonto medio nublado y bochornoso…
Ah! Creo que no sólo los vocablos mitológicos, artísticos y literarios son desconocidos. Por desgracia hay bastantes más y no sólo entre los jóvenes. El dramón es que no hay conciencia de esa “laguna” y por tanto, tampoco inquietud por salir del marasmo.

29 08 2010
Lord Jim (11:02:44) :

Una lanza a fovor/ en contra la ignorancia y el caos de la juventud actual: No pueden/ podemos absorber tanta información y terminas por quedarte con lo que tan generosamente nos machacan.
Hoy día puedes terminar una carrera de Empresariales, Medicina o Derecho sin saber ni importarte quienes son Joyce, Durruti o Isadora Duncan. El humanismo se ha acabado. El individualismo ha vencido. La vida es una especialización. Así no nos dispersamos, que es lo que quieren. A aprender!!!!!!!!

29 08 2010
Lola (11:34:46) :

Sí que tiene miga, si. Tomo nota del libro; el vídeo…¡genial!
Saludos.

29 08 2010
Archivaldo (13:22:08) :

La cultura no compra suficientes votos como para ser eje central en una campaña electoral.
Bueno y, hasta hace dos días, estudiar Magisterio o Filosofía era cosa de ” chicas “.

29 08 2010
heartguitar (20:11:05) :

No sé qué significa que conozcamos unos nombres u otros. Los nombres no son la clave, de eso no me cabe duda. En cuanto a juzgar a la juventud, no sé cómo podría hacerlo. No tengo elementos de juicio. La juventud es algo que se juzga solamente desde la vejez; la propia juventud, quiero decir.

29 08 2010
Leer está de moda (23:42:14) :

Maruja, imagino que deben ser 150 páginas para no dejar de anotar en el margen, lápiz en mano.
Por otro lado, no sé si acabo de estar de acuerdo con lo de los números… Creo que es cierto que el dinero tiene una gran fuerza como símbolo colectivo, pero no sé hacia dónde se inclinaría la balanza si lo comparamos, por ejemplo, con “La Roja”; si lo comparamos con Ulises, témome que sí sé hacia dónde se inclinaría…

30 08 2010
Magda Bonet (00:18:06) :

Ni tan tointos los jóvenes ni tan listos nosotros. El error de siempre es decir aquello de; “ay esta juventud que no sabe adonde va”. Nos lo dijeron a nostros y hacer lo mismo es de necios. Pretender entenderles, cuando se explican, no lo es. Los hay de todos los colores, como siempre, y tienen un nexo en común; el escepticismo. Tienen suficiente información como para ver las dos caras de la moneda de lo que acontece en el mundo y básicamente son escépticos. Luego está la curiosidad de cada uno. No es una juventud en un tiempo de rosas, aunque es bien cierto que al ser admirados por sus padres, el número de psicópatas debe ser cada vez mayor.

30 08 2010
Birdie Ritter (00:56:31) :

No, nosotros no somos tan listos pero sabe más el diablo por viejo que…
Tampoco es lo mismo el escepticismo a una edad que a otra y mi generación desde luego no vivió un tiempo de rosas.
Me niego a que esta época de crisis sea una excusa para la tropa de ahora.

30 08 2010
anxel (01:22:03) :

Si aprenden a sobrevivir, es suficiente. Nosotros, tan formados, tan comedidos, tan inteligentes, tan autocomplacientes, tan autocríticos “de boquilla”, les dejamos un mundo manifiestamente mejorable. Somos el ejemplo a seguir.

30 08 2010
Anna Boada (09:18:43) :

No sé qué versión me gusta más, si la de Danny Kaye o la de Gary Cooper! Claro que Barbara Stanwyck tiene más puntos que Virginia “La Guenya” Mayo 😛

30 08 2010
3 09 2010
Marçal Font (10:39:43) :

Menos mal que Libropesía y otras adicciones es un libro cuya selección de textos y traducciones son obra de tres jóvenes, conocedores, entre otras cosas, de la mitología, sea helénica, sumeria o maya… Gracias por la reseña de todos modos, Maruja.