No hay pedante lingüista misógino más encantador que el Profesor Higgins de Bernard Shaw cantado-recitado por este pedazo de señor que es Jeremy Irons.