Porque sí, yo estoy suscrita, pero como al abrir mi blog como si fuera uno de vosotros me daba los enlaces, he pensado que existía una mayor generosidad. ¡Mecachis! Lo fotut es que dentro de poco va a pasar con todos los periódicos. ¿O no? Veremos. No me parece mal pagar por lo que a uno le gusta: siempre que sea poco y que no haya que suscribirse a todo el mamotreto. En fin, fum fum fum. Yo me suscribí cuando estaba en Beirut, para poder leerla, ya que allí no llega, y además porque en el digital no están todos los contenidos de la impresa; con El País pasaba antes, pero ahora puedes encontrarlo todo en el punto com. El Mundo también hace pagar. Para leer a mi amigo Javier Espinosa, o a mi amiga Irene Hernández Velasco, corresponsal en Italia, o quiosco o suscripción. Ñaca ñaca.