Qué lástima lo de La Vanguardia

8 09 2010

Porque sí, yo estoy suscrita, pero como al abrir mi blog como si fuera uno de vosotros me daba los enlaces, he pensado que existía una mayor generosidad. ¡Mecachis! Lo fotut es que dentro de poco va a pasar con todos los periódicos. ¿O no? Veremos. No me parece mal pagar por lo que a uno le gusta: siempre que sea poco y que no haya que suscribirse a todo el mamotreto. En fin, fum fum fum. Yo me suscribí cuando estaba en Beirut, para poder leerla, ya que allí no llega, y además porque en el digital no están todos los contenidos de la impresa; con El País pasaba antes, pero ahora puedes encontrarlo todo en el punto com. El Mundo también hace pagar. Para leer a mi amigo Javier Espinosa, o a mi amiga Irene Hernández Velasco, corresponsal en Italia, o quiosco o suscripción. Ñaca ñaca.


Acciones

Informacion

6 respuestas a “Qué lástima lo de La Vanguardia”

8 09 2010
Carmenchu (12:47:33) :

No sé ande vamos a ir a parar… Te crujen por todas partes y, pese a todo, El País sigue siendo el más vendido, o sea que la clave no es cerrar los contenidos para obligar a comprar el papel o suscribirse. No sé si hay una estrategia universal que funcione igual para todos los medios de comunicación. Este reportaje (de El País, ole!) da una visión amplia (muuuuy amplia) del tema. Informa, pone en la balanza pros y contras, ofrece opiniones encontradas para que el lector saque sus conclusiones… Si se hubiera escrito pensando “en digital”, no sé si habría sido tan amplia.

http://www.elpais.com/articulo/reportajes/momento/crucial/elpepusocdmg/20090510elpdmgrep_1/Tes

8 09 2010
Krust (13:16:44) :

Soy lector asiduo de La Vanguardia, en mi opinión el mejor de los diarios que se publican en el estado español, valorando la globalidad de contenido, (espero sepan respetar este comentario todos aquellos que discrepan de esta opinión…). La compro a veces, cuando se que voy a tener tiempo para su lectura, para mí el placer de leer la edición impresa no tiene comparación con la digital, y esto vale para toda la prensa, y otras veces la leo en el bar tomando el cortadito, como hoy… aunque no venga a cuento, o quizás sí, me ha dolido mucho leer el obitorio que le dedican en la edición de hoy al fallecimiento de Joaquín Soler Serrano… que gran profesional, todo un ejemplo para todos aquellos periodistas que no saben escuchar! Y eso que yo lo descubrí, de verdad, en redifusiones de TV o a través de esas estupendas entrevistas colgadas en internet. Para la posteridad.
Sí, parece ser que el ñaca-ñaca por los vicios culturales va a acabar imponiéndose en los tiempos que corren, lo triste es que cada vez cuesta más encontrar la calidad que se le supone al producto de pago.-

8 09 2010
maria (18:29:50) :

¿es tu santo?, Mare de Deu Trobades, que no estas para chorradas pues no te lo tomes así mujer, piensa que mereces ese día y si no el día 12 que es el mío. Osculos. El maldito dinero siempre pero duele más cuando es cultura. Mi lectura cotidiana es el Pais pero tambien nos gusta La Vanguardia sus colaboradores son muy buenos.

8 09 2010
Jesús Garrido (18:51:49) :

Es mejor volver al papel y no salir de él como hago yo.

9 09 2010
Jesus (01:03:35) :

Estan condenados al fracaso, los diarios digitales tenemos que ser gratis o no ser. El cobrar puede servir para expatriados como fue tu caso, pero donde este el papel (que es mas ecológico de lo que se dice) que se quiten todos los cachibaches.

11 09 2010
Fan con nata (00:09:30) :

La misma cantinela se la escuché a Doña Sumé -me dice alguien, dónde está Doña Resté-, amiga mía que es más rica que las de Béjar (como se solía decir). Bueno, pues eso: digo que me encanta leer a Maruja en papel porque me huele a prensa. Y echo más de un vistazo mientras saboreo sus palabras y columnas de peso, de las que se sostienen por sí solas.

Pero no quiero ser pelota (cónsteles que evito el plural mayestático, a nadie meto en el saco). La internet es el futuro.

Y de futuros la cosa está hecha cuando hay pasta (no la de los que lo multiplican de contenidos sino de la contante y sonante -aaaaah, se siente-) así que, la publi da poco y aquí no hay posibilidad de esperar y tragársela pues a golpe de ratón o cliquean la equis o saltan el clip de relleno (los epílogos suelen serlo o así parece).

Al grano; al fracaso están condenados los malditos. Las malditas ya lo estaban desde hace tiempo.

Saludos