Eugenia de Montijo en el vestíbulo del hotel