Zapatero tiene tanta falta de razones para decir que «la guerra de Afganistán se puede ganar» como su Némesis Rajoy para asegurar lo contrario. ¿Por qué no se callan? Durante Vietnam, más de un gobernante y opositor debió de pontificar sobre ello. Y ya vemos.