El tema con la viuda salio bien, es decir, que ya sé qué hacer con ella. Es más, ya lo he hecho. Ahora estoy con un capítulo en el que se definen las relaciones entre la protagonista y un hombre menor que ella, y me angustia bastante porque no quiero pasarme en ningún sentido -considerando que no hablamos de una novela de amor, sino policíaca; es decir, de amor a la justicia.

Y esto es todo lo que puedo añadir sobre el tema.