Su alteza, Tony Curtis

30 09 2010

De niña, debí de ver unas doscientas veces Su alteza, el ladrón (Rudolph Maté, 1951), estimable película de aventuras de los tiempos en que Oriente Medio era para Hollywood un arpa dorada de la que arrancaba tañidos procedentes de Las Mil y Una Noches. Era imposiblemente guapo. Cabello negro y ensortijado, cutis moreno, ojos grandes y azules. Y sobre todo, una arrolladora simpatía. Mi corazón infantil se entregó a fantasías: porque Tony era, por entonces, un entrañable ídolo de matinée, parecido a aquel Robert Wagner de El príncipe Valiente. En el barrio, en los programas dobles, acogíamos con regocijo sus apariciones.

Antes de hacer Los vikingos (Richard Fleischer, 1958), magnífico cómic para adultos (con Kirk Douglas y la que sería su mujer, la tetuda Janet Leigh, por entonces “novia de América”), coprotagonizó con Burt Lancaster -con quien ya había rodado la pintoresca Trapecio (Carol Reed, 1956)- un extraordinario film negro, rodado en blanco y negro, una crítica feroz del periodismo de cotilleos, situada en el Broadway de mitades de los 50, en los escenarios naturales y durísimos de la calle 42 esquina Broadway. La peli se llamaba Sweet Smell of Succes (1957) era del muy especial Alexander Mackendrick, que tan bien hurgó, en Viento en las velas, en los abismos de la infancia.

Era un actor formidable, brillante, guasón. Excelente haciendo de conquistador en irrepetibles comedias como Bésalas por mí (Stanley Donen, 1957), ¿Quién es esa chica? (George Sidney, 1960) o Boeing Boeing (John Rich, 1965), dio el do de pecho como actor dramático -y sumamente contenido- al incorporar a El estrangulador de Boston (Richard Fleisher, 1968). Ahí la crítica se le rindió, cuando tenía que haberlo hecho mucho antes. Ha pasado a la historia por una de las mejores comedias de la historia del cine, Con faldas y a lo loco (Billy Wilder, 1959), y como el sensible esclavo Antonino en Espartaco, el mejor peplum.

La carrera de Tony Curtis se desarrolló y alcanzó su máximo esplendor en sólo una docena de años. Cuando el cine dejó de ser grande -a mediados de los 70-, él también salió perdiendo. Salvo las ganas de vivir y de cachondearse. En su autobiografía cuenta lo bien que se lo pasó -de lo cual debemos alegrarnos-; que la escena del yate con Marylin Monroe sucedió de verdad -que él se empalmó, especifica-, y que su mujer, Janet Leigh (a quien Hitchcock convirtió en la ladrona fugitiva de Psicosis), era una verdadera arpía.

Ah, y no era hortera en los 50 y 60. Eso le ocurrió al hacerse mayor: como lo sería Jim Morrison si hubiera sobrevivido, de haber continuado vistiéndose igual. Se convirtió, desde luego, en un tipo bastante plasta que abrumaba a los periodistas con sus recuerdos, reales o inventados, y sus fardes. Pero quien esté libre de fabulaciones que tire la primera piedra.

Lo dicho, el Más Allá se está poniendo muy interesante.


Acciones

Informacion

16 respuestas a “Su alteza, Tony Curtis”

30 09 2010
María (17:33:35) :

Me gustaba Tony Curtis, buen actor y siempre me pareció pelín “canalla”, algo que le daba un toque especial. Últimamente, en alguna foto, aparecía con una cara que no sé por qué me recordaba a la de una señora, quizás se había hecho algún arreglo, o es que tuvo un envejecer raruno.
Buen viaje, Maruja. Besos.

30 09 2010
Arnau Gomez (17:57:17) :

Pues a mi me gustaba Janet Leigh ¡qué le vamos a hacer!

30 09 2010
AnnaGB (18:10:37) :

Es uno de los actores que no aceptan el paso del tiempo y se vuelven, de mayores, un poco caricaturas, pero al recordarlo en serio, sí que hizo algunos papeles buenos, era fácil encasillarlo en guaperas superficial. Yo me quedo con su papel en “con faldas y a lo loco”. Creo que hay unanimidad en que todo el mundo que la vió se divirtió de la forma más tierna y rotunda.

30 09 2010
Luna (18:19:04) :

Estoy equivocada o Tony Curtis pasó a ganarse la vida con su pinturas?

Ah, Que peli “Con faldas y a lo loco” . Espero que se encuentren los dos (Tony y Jack )y sigan diviritendo a los del “más allá”, donde quiera que se encunetren.

Maruja, buen rollo en El Cairo. Yo , es que te veo haciendo las maletas dentro de 30 años con la misma disposición… Vaya energía … Suerte con la novela.

30 09 2010
Anna Boada (19:18:36) :

De pequeña, adoraba esas peliculas con toque exotico de sabado por la tarde. Ahi conoci a Tony Curtis y me enamoré perdidamente. Por su chuleria y aquellos ojos, principalmente.

A rescatar tres comedias maravillosas: Operacion Pacifico, La Picara Soltera y Not with my wife, you don’t!, donde George C. Scott estaba hasta gracioso.

http://www.tonycurtis.com

30 09 2010
30 09 2010
Anna Boada (19:25:59) :
30 09 2010
Lord Jim (19:33:34) :

OLÉ ( JALEANDO A LA AUTORA)

30 09 2010
AnnaGB (20:29:06) :

Maruja, espero que robes para nosotros, tus lectores, muchas imágenes de El Cairo. ¡suerte y salud!

30 09 2010
Carmen O (21:19:00) :

Cuando me entere esta mañana me vino a la memoria inmediatamente, Con faldas y a lo loco, Espartaco, Los vikingos, Trapecio y esa magnifica peli en b/n, cuyo titulo no recordaba, “Sweet Smell of Succes” que interpretaba junto al implacable Burt Lancaster…
Cuantas pelis buenas nos ha dejado!

30 09 2010
Krust (22:35:04) :

El año que viene van a tener que recortar publicidad en la gala de los Oscars para meter todo el recordatorio de los que se nos fueron en este jodido 2010, vaya racha! Precioso el homenaje que le dedicas, que no se me olvide decirlo…
“Los vikingos” y “Espartaco” me confirman que Curtis daba lo mejor de si mismo ante un parteneire de su mismo género (es una opinión personal), “Trapecio” es una peli que me gustó muchísimo de un Carol Reed al que reivindico por lo injustamente infravalorado que está en la historia del cine, “El estrangulador de Boston” buah! inolvidable el siniestro fontanero (Vázquez Montalbán le rinde su “particular” homenaje con aquel Albert de Salvo de “El estrangulador”, ¿no?), “Some like it hot”… En fin, puede gustar más o menos al respetable, personalmente creo que se quedó a algunos peldaños del Olimpo de los grandes, pero siempre merecerá mi respeto.

Buen viaje, Maruja.-

1 10 2010
cucudrula (04:13:46) :

Nunca me pareció ni grande ni guapo ni ná. Sólo le recuerdo en “Con faltas…” pero vagamente. Se lo comieron los otros dos. Y encima se me queda en la retina el esperpento en q se convirtió de mayor, como el Mikel Rourke (o cómo se escriba). Saludos.

1 10 2010
Ignacio (11:00:42) :

Me siento cucudrulu, nunca me pareció un gran actor, como si siempre se estubiera mirandose al espejo. Desde luego hizo buenas películas pero creo que generalmente fué comido por sus compañeros de reparto.

Alguien se lo imagina en la diligencia, en un tranvía llamado deseo, en el rostro impenetrable, sería posible verle convenciendo a 11 hombres sin piedad…

Siento discrepar, pero creo que lo de hortera lo llevaba en el genoma.

1 10 2010
Macarra (11:30:13) :

Maruuu, cántate una saeta o un palo de Levante, bonita.

1 10 2010
Farah y los clones (17:13:50) :

Marilyn es la verdadera estrella de esta película, adornada por Jack Lemon y el Curtis un poco pedante al estilo Elvis, o sea que guapo que soy y cuanto me gusto…

9 10 2010
Enrique (00:59:17) :

Un grupo de fans españoles han publicado un tributo en Requiem In Pace

Un saludo,
Enrique