Tengo que fregar los platos

22 08 2010

Me da mucha pereza pero tendré que hacerlo. He estado sin comer en casa un par de días y aún tengo boles y platos, sin guarrerías pero sin limpiar, en la pica. Voy a sacar a Tonino y cuando vuelva, lo juro por Annus Bisiestus, los lavo. Es en ocasiones como ésta cuando echo en falta a un esposo devoto.


Acciones

Informacion

9 respuestas a “Tengo que fregar los platos”

22 08 2010
angelina (09:05:31) :

Maruja cariño, tambien va bien un lavavajillas (electrico), cansa menos….

22 08 2010
tino (09:57:28) :

Buen día. Agradecido por la entrada Maruja. No sabes lo que me une a tí- Creía que era un bicho raro a causa de mi atavismo doméstico. Desde siempre me he negado a instalar un lavavajillas en las distintas casas por las que pasamos. Y no ha sido fácil el empeño : discusiones familiares en torno a las ventajas del susodicho, especialmente cuando la vajilla se acumula por un celebración o invitados; dosis más elevadas de fregoteos puesto que “tu eres el que no quiere lavavajillas”, asumids con resignación y mala conciencia , cuestionando el maldito carácter principista del carajo ; retirando la vista de fregadero y encimera para no ver esa horrible pila de platos, cacharros, vasos, fuentes y cuberteria llamándote a gritos.
Pero sigo resístiendo. Y me satisface, porque es la defensa numántina de la reserva, la linea Maginot imaginaria entre la claudicación al consumo electrodoméstico y la prevalencia de los principios y la virtud. Allons enfants de la patrie…., yo tb. me voy a fregar mientras mis niñas duermen.

22 08 2010
Endora (10:26:00) :

Hola Maruja. No creas que un marido devoto suele durar mucho. Generalmente, dejan de serlo pronto, con la misma. Mejor el lavavajillas, créeme.

Me gustaría comentarte un par de cosas sobre tus escritos, pero no los de aquí, supongo que se podrá hacer, porque he visto -aunque no lo leo todo- que la gente escribe mas o menos lo que quiere.

El otro día estuve leyendo tu artículo “Mens sana in córpore Susana” Se nota que lo ha escrito una mujer. Un hombre no contempla los cuerpos maduros de la misma forma. Quizá podría hacerlo un escultor, o un pintor podría verlo así, pero no un pintor de batallas, no, esos ya sabemos como miran. Me refiero a uno tipo Rubens donde la mirada del pintor va un poco mas allá.

Y ya que estoy, no podía irme sin dejar un comentario sobre tu reportaje sobre cine en El Pais. Estaba leyendo la lista de los 100 mejores actores y cuando llegué al número 45 ¡plas! me salto al ojo el nombre de la “actriz” ¡Penélope cruz! ¿Penélope cruz? Y pensé, no puede ser, se habrán confundido, será un error. Claro que también cabe la posibilidad, que, los que han hecho la lista, se hayan creído que la humanidad entera es tonta, tanto o más que ellos. No puedo creerme que Alejandro Amenabar, por ejemplo, la haya elegido como una de sus preferidas. Es una pena que para vender a alguien que no vale un pimiento –sólo me ha gustado en una película y creo que fue gracias al director- tengan que valerse de este tipo de trucos, para vendernos lo que quieren. No creo que nadie la pusiera ni entre los mejores quinientos actores. Si lo que querían era poner actrices españolas, hay muchas, mucho mejores, que no figuran en la lista. A pesar de esto, tu reportaje me gustó Un saludo.

22 08 2010
Maje Wheels (10:27:09) :

lo único positivo de fregar los platos á la main es que despues las manos quedan de un limpio jamas conseguido de otra forma, eso sí luego hay que darse cremita para que la próxima vez no sirvan de estropajo.
Yo lo que más echo de menos es que cuando tenia a mi perrita, el suelo de la cocina estaba impecable…

22 08 2010
AnnaGB (11:01:10) :

Hola Maruja, hoy tienes un día maruja, ¿no?. pues vamos a marujear:
Para mí lo peor de la cocina es limpiar y con premura las encimeras, baldosas, extractor, recoger los restos de los platos, los suelos, en fin todo lo que es grasa y suciedad. Pero una vez hecho eso ¿qué queda pendiente? unos platos casi limpios. Como todo lo anterior no me lo hace el lavavajillas, no lo uso. Además, si has de llenarlo para que resulte económico, implica dejar platos sucios “guardados” dentro hasta que se llene, eso a su vez supone tener mucha vajilla en danza y que cuando has hecho un lavavajillas completo no sabes donde colocar.
No, a mi lo que me gusta es que me hagan el trabajo sucio, así que también a mano, con las mismas que me he pasado 20 minutos en la fase previa a poner los platos en el lavavajillas. Lo que me da mas asco es recoger los restos de los platos.
Parece una campaña anti lavavajillas, pero es como si una lavadora te limpiara sólo la ropa si antes le hubieras hecho un prelavado a mano, quitando las manchas, etc. etc.

22 08 2010
Marga (11:08:50) :

Maruja…un dia, si quieres claro, me gustaria que nos contaras la historia de Tonino..seguro que la tiene, desde cuando lo tienes en casa..lo compraste?..no, seguro que te lo regalaron…siento curiosidad por la historia de Tonino…

22 08 2010
Krust (11:27:15) :

Ah! los compañeros sentimentales y devotos que igual planchan un huevo que fríen una corbata… o cambian la bombilla que se ha fundido, o salen a por la prensa el domingo y de paso traen unos crusanitos calentitos para su mujercita que se despereza en la camita porque se lo merece, que ponen lavadoras y secadoras, que aunque no sepan ni quieran aprender a planchar, doblan la ropa con esmero; que bajan la basura y rescatan las cartas del buzón entre un mar de publicidad, y después irán buscar el pollo a l´ast con está caló… Si es que (muy) en el fondo no sabéis ni podéis vivir sin nosotros :-)
Mira el Guardiola, que no para de darle lustre a la interminable pila de copas que le traen sus chicos, lo hace sin rechistar y sin lavavajillas, con cariño y devoción, y eso que los churumbeles amenazan con desbordarle la pica con unas pocas copichuelas más. Pep prefiere las manos (que como humanos nos tocamos muy poco joder, y ese es el secreto para ser feliz, menos robótica artificial y mando a distancia!); yo también cuando tocan los platos, la radio de la cocina siempre encendida, pa que mentere de cómo pirula el globo!

*Hablo de hombres de verdad, claro, que supongo que aún quedan y que nunca es tarde para compartir andadura vital con ellos. Los saldos ya sabéis vosotras, hoy en día, ponerlos en su cubeta de rebajas… afortunadamente.-

22 08 2010
Bea O.M. Sui (12:38:08) :

Está claro, chic@s: mejor un lavavajillas que un marido. Te deja la vajilla como los chorros del oro, te permite usar tu tiempo para cosas más interesantes, no se queja, no le gusta el fútbol y el divorcio te sale barato.

Ánimo, Maruja, que tú puedes!

PD: a mí también se me acumulaban los cacharros en la pica, hasta que por un módico precio, me agencié este invento. !Cómo aprovecho ahora el tiempo¡

22 08 2010
Arnau Gomez (13:41:52) :

Maruja T. Me ha gustado tu artículo multiusos.No me gustan los pantalones-pirata.Ahora vas a un restaurante de muchos tenedores y muchos euros por plato (que tendrías que lavar si como antes ,no te llega la visa para pagar) y ves a muchos paisanos con piratas y camiseta,ésta con un “slogan” tal que así:”Me cago en mis viejos” o “Pilunguita,hoy te quiero.Mañana,no sé”.Y uno,que es un poco antiguo,va con camisa y pantalón hasta el tobillo,oliendo a rancio,”varón dandy” mayormente.Porque no veas los aromas que se desprenden de los alerones de los pilatas.
Ahora bien.La moda la implantó Rafa Nadal y bien que aplaudíais.