Me da mucha pereza pero tendré que hacerlo. He estado sin comer en casa un par de días y aún tengo boles y platos, sin guarrerías pero sin limpiar, en la pica. Voy a sacar a Tonino y cuando vuelva, lo juro por Annus Bisiestus, los lavo. Es en ocasiones como ésta cuando echo en falta a un esposo devoto.