Un café para mejorar el día

10 06 2010

Y no me refiero a un café en taza, sino a un cafetín tirando a tirao, un lugar con marineros, humo, alcohol, un pianista sentimental, una pareja que se ha encontrado para siempre y la posibilidad de la aventura que nos conducirá cogidos del pescuezo hacia aquel lugar en donde nos esperan los ineludibles espejos. Os dejo con Lauren Bacall, Humphrey Bogart y Hoagy Carmichael, en algún antro del Caribe. Y luego os subo el post diario, que ahora tengo que ponerme con la novela.


Acciones

Informacion

11 respuestas a “Un café para mejorar el día”

10 06 2010
Beatriz (09:24:45) :

Acabo de entrar para tomarme un café (literal) mientras me pongo al día con tus post… y mira la sorpresa que me das, que me llevas a un café en buena compañía! Que se te de bien con la novela, voy a ver el video! Un beso. Bea

10 06 2010
Magda (09:52:50) :

Pues claroq ue hay que hablar del Papa. y de la Mamma y de todos los que nos siguen teniendo presente en sus oraciones (?) y sus comisones. me parece que me he equivocado de post. Grande Carmaichel y mas grande la Torres, anda que no!!!

10 06 2010
filo (09:58:10) :

genial…., me encanta ese ambiente de cafetín, a lo “Casablanca”, sin planes ni orden alguno; sólo el único propósito de vivir, VIVIR con mayúsculas, que ya nos están quitando hasta la posibilidad de soñar…

interesante blog, Maruja

un abrazo

10 06 2010
a tomar por culo los cuentos y los globos (12:01:57) :

Desgraciadamente no puedo ver el video. Mi ordenador debe estar escacharrado. La Flaca siempre fue una actriz fetiche en mi casa. Mi madre me contaba que, cuando su madre (mi abuela) les abandonó, ella se marchaba al cine a escondidas a ver los estrenos donde trabajaba L. Bacall. Se metía en aquella sala, a oscuras, y lloraba durante toda la película. Mi abuela se parecía mucho a ella y esa era la única forma que tenía mi madre de tenerla cerca y poder verla. Esa historia siempre me estremece. Hay tristezas que uno no debería sentir nunca y menos una así. Por cierto, me he tomado el cafetito en esta mañana estupenda, gris y lluviosa. Como me gustan los días así. Un beso

10 06 2010
Antón Sánchez (12:13:10) :

Nada mejor que un ambiente distendido, sea o no para tomar un café. Suerte con la novela, tengo curiosidad por saber de que irá.

10 06 2010
jaione (12:17:27) :

Como me gustaría un cafetín así debajo de mi casa y pasarme por él de tarde en tarde. Para VIVIR, claro, como dice Filo.

10 06 2010
Isabel (12:49:09) :

Que lujo de cafetin, mirándote de soslayo con ese puntito canalla a lo Humphrey una promesa de aventura amorosa que ensancha el alma. Pataplof, y luego viene el Venenito XVI (felicidades al autor) y sus secuaces y te dice que eso es lujuria y te trastoca la noche y si te descuidas hasta la vida.
Menos mal que una es de espíritu de cafetín y miradas desconocidas, de copa, encendido sensual de cigarrito y música en directo (muy sano todo) vamos una mujer mala se supone ¿no?, como la Bacall. ¡Que suerte!
Ya sabeis, las chicas buenas van al cielo pero las malas vamos a todas partes…jajajajaja Menos a la recepción papal…
Gracias Maruja por la contra ambientación.

10 06 2010
Alfredo (17:25:30) :

Quise responder esta mañana, mientras me tomaba el segundo café del día, pero se me cortó la wifi. Me gustó, por lo inesperado, verme transportado a la Martinica, a la música y al juego de miradas de Bacall y Bogart.

Mucha suerte con tu nueva novela.

10 06 2010
Maria Luisa (22:00:24) :

Muy buenas, noches ya, ahora de “cafetito” o bien “cafelito”??? nada, es hora de dormir. Este diminutivo de café, siempre me desorienta, porque no se si se puede utilizar las dos formas, aquí si, desde luego en el Blog se escribe como se vomita, en escopeta (que es muy médico) …. ¿Podéis Aclararme?
Ahora que para ir a ese café y tener al Sr Bogart mirando así, da absolutamente igual el resto, excepto la musica, seguro que el resto no quedará, solo la canción….su mirada…..y la noche por delante (o era de día…?
un saludo

11 06 2010
ALICIA MARSILLACH (00:18:01) :

Hola, Maruja,
Como en los viejos tiempos de La Prensa y La Soli, con el inefable Jesús Mariñas. Si quieres que te diga la verdad, guardo recuerdos bastante desagradables de esa época.
Pasemos a la peli. Creo que trata de TO HAVE AND HAVE NOT (Tener y no tener), basada en una novela bastante floja, para mi gusto, de Ernest Hemingway, un autor que nunca quiso adaptar personalmente sus obras para la gran pantalla.
La película es tan buena porque contó con un adaptador de lujo, nada menos que William Faulkner. Cuenta la leyenda que la Bacall tuvo que pasarse horas gritando para perder su voz de pito y darle ese tono tan sensual.
¡Ah! Y Bogart no la quería en el reparto.

Un abrazo. Alicia

13 06 2010
natalí (10:21:40) :

Maruja, gracias por este Am I Blue. Cargado el cafelito, echa humo el antro.

!Cuanta sensualidad! Si las miradas quemaran o besaran o abrazaran: Lauren + Humphrey. Lugar ¿Martinica? Voz de la Bacall de fumadora empedernida, toque voluptuoso. Se trata de tener o no tener la infinita clase de aquel cine que ya no se hace.
Un relatito escribí yo sobre el café, es otra cosa mariposa.