Un poco de aterrizaje

2 08 2010

Tras la salada voladura que protagonizasteis anoche, he aquí un mordisco de realidad, publicado hoy por periodismo humano.com, sobre el tema de Edu León y los inmigrantes. Y, ya puestos, el reportaje que en el mismo medio publica Mónica G. Prieto sobre el ecosistema libanés. Os aseguro que es tal cual lo cuenta. Los más pijos de Oriente Medio y posiblemente los más guarros en asuntos medioambientales, como si el espacio externo no fuera cosa suya. O sea, lo de aquí pero muchísimo más a lo bruto.

Me vuelvo a escribir. Precisamente a Beirut, do transcurre la acción.


Acciones

Informacion

4 respuestas a “Un poco de aterrizaje”

2 08 2010
Dani (09:20:09) :

¡buenos dias! pese al lunes, pues si la semana resulta gratificante el lunes fue el comienzo. ¿quién sabe?.
Como de las cenizas renace una hermosa Beirut.

2 08 2010
Arnau Gomez (12:43:09) :

La campaña de “Fotografías conta la xenofobia” la comparto desde hace tiempo. He tenido varios incidentes con la Policía Local de mi ciudad,que le molesta ser fotografíada y más si la pillas con las manos en la masa.Me confiscaron la máquina y cuando fui a por ella al cuartelillo de la PL,me hicieron una ficha completa.Al poco recibí una citacion en la que se acusaba de insultos y violación de la intimidad de los agentes (no me decían cuales).Abogado,procurador,costas judiciales y advertencia que si reincidía me iba al trullo.

2 08 2010
Carmenchu (19:19:12) :

“Toda la organización y funcional de los seres tiende hacia un equilibrio espectral. Esta característica de dinamismo, en la que todos los componentes están en constante cambio para mantener dentro de unos márgenes el resultado del conjunto (frente a la visión clásica de un sistema inmóvil), hace que algunos autores prefieran usar el término homeocinesis para nombrar este mismo concepto” (wikipedia dixit).
Yo más que un tema de xenofobia, veo el eterno problema ricos-pobres. Un marroquí pobre es un moro, uno rico: un jeque. Un subsahariano pobre es un negro ilegal que trapichea para vivir, uno rico: un atleta. Y así sucesiva y desgraciadamente. Y, en general, todos los pobres son sospechosos de delincuentes en potencia sólo por eso, por serlo. Pensamos poco en la hipótesis de que quieran simplemente vivir tranquilos, de su trabajo (más duro del que muchos estaríamos dispuestos a tolerar) y estar con los suyos. Simplemente como nosotros.
Por cierto, buenas!! (las tardes y las entradas)

3 08 2010
Archivaldo (14:04:33) :

Con respecto a la inmigración. En Asturias a los andaluces que llegaban a buscarse el pan en la Siderúrgica los llamaban ” koreanos ” .Si una asturianina se enamoraba de un ” koreano ” tenía problemas en casa.
En Euskadi ” maketos “. En Catalunya ” xarnegos “. El xarnego valenciano es un tipo de podenco.
Empecemos por respetarnos y sabremos respetar a magrebies, ecuatorianos, colombianos, rumanos, paraguayos y…hasta al ” yayo mayayo “. Por cierto, como curiosidad, en le instituto llamaban ” yayo mayayo” a ese chico de apellido Mayayo que descuartizó a una vecina.
En la cárcel lo han encargado de la biblioteca. Ojalá se rehabilite.