Me escribe mi querida y excelentísima colega Judith Torrea desde Ciudad Juárez, siempre escribiendo en una ciudad que se desangra, y me manda dos links a su blog que merecen mucho la pena. Parece que las autoridades, en todo México, están pidiendo a la gente que no salga a «celebrar» el Bicentenario, por miedo a los atentados. Leedla, por favor, porque Judith está amenazada de muerte por contar la verdad.