Os paso el link del, por otra parte, estupendo homenaje, con texto de Elvira Lindo, que sabe mucho de cine, sobre Elizabeth Taylor en El País Semanal, y os hago partícipes de lo siguiente:

a) Todos los escotes que pertenecen a la época franquista llevan su correspondiente censura más o menos afortunada, en forma de pincelada artística del, por entonces, llamado compaginador. Y eso incluye la del traje de baño, QUE HA SALIDO ASÍ EN TODAS PARTES.

b) ¿El diseño ciega los ojos de los maquetistas?

c) ¿Habrá que reivindicar, aparte de la memoria histórica, la memoria estética?

d) Mirad la prueba del horror en que vivíamos. Hoy no debe repetirse, ni que sea por descuido.

Desde aquí, un homenaje a Amaia, nuestra maquetista en Fotogramas en aquellos años, cuyas pinceladas medíamos entre toda la redacción -como se nos escapara un centímetro, multa al canto-, francamente descojonados ante el sinsentido del asunto.