No es la pasta gansa

Es la posibilidad de llegar a fin de mes sin agobios y sin tener que chupar el culo de quien promete pagarte mejor. Ni verte obligado a escribir para veinte sitios para mantener a tu familia. ¿Por qué ese interés en que todo el mundo pueda vivir decentemente menos los que viven de escribir, qué se supone que son, los pajarillos del campo? Con esta mentalidad es como se hunden iniciativas de prensa digital decente, como Periodismo Humano, que quienes la leen no sueltan ni un euro.

Por |2011-06-29T17:00:16+01:0029/06/2011|Categorías: periodismo|Etiquetas: |6 Comentarios

Más información

Y del Comité de Empresa:

El Comité de Empresa ha pedido al director la publicación de este artículo con el fin de ofrecer al lector nuestra versión de las causas de la retirada de firmas. La respuesta ha sido negativa. Os recordamos que mañana a las 16.15 tenemos Asamblea.

En defensa del periodismo de calidad

La retirada de firmas, acordada por amplia mayoría de la plantilla de El País, mediante votación secreta y en urna, es una medida responsable que se tomó con la perspectiva de evitar que el conflicto laboral afectase al compromiso del periódico con los lectores y a la calidad del producto que elaboramos entre todos a diario. Las reivindicaciones de los trabajadores de El País no son meramente laborales, sino que pretenden defender la profesionalidad de la redacción que en los últimos 35 años ha logrado hacer de este periódico la referencia mundial en español.

El ataque a los principios profesionales que han inspirado la trayectoria de El País proviene de quienes pretenden reducir a los periodistas a mera fuerza de trabajo, pagada con sueldos irrisorios, en condiciones laborales incompatibles con las exigencias de calidad de un medio como este y que ponen en peligro la autonomía profesional indispensable para ejercer la labor de informadores. Un periodista mal pagado es un profesional menos independiente y menos libre. Una sociedad sin periodistas dignos de tal nombre aboca a una democracia meramente formal.

La Empresa pretende que firmemos un convenio que consolida una doble escala salarial, sin ninguna subida de IPC y eliminando la paga que vincula las retribuciones a los beneficios. El Comité ha ofrecido perder una media del 4,5% del salario con el fin de facilitar la equiparación de los compañeros procedentes de El País Digital y las nuevas contrataciones.

Los informadores que decidieron cumplir el acuerdo mayoritario de la plantilla sacrificando su firma están dando un ejemplo de profesionalidad. La retirada de firmas en ningún caso ha ido acompañada de un descuido en la elaboración de los textos, en la amplitud de las fuentes consultadas o en la profundidad de las informaciones y análisis. Lo ocurrido en los últimos días ha demostrado que hay un compromiso inequívoco con la tarea colectiva de elaborar un periódico serio, riguroso e independiente. Nadie podrá decir que la retirada de firmas haya afectado lo más mínimo a la calidad habitual del producto ni haya rebajado en nada el grado de responsabilidad ante los lectores.

Lo que sí ha permitido la retirada de firmas es que se visualice ante el conjunto de la sociedad el firme deseo de quienes hacemos El País de defender la dignidad de los periodistas. Comprendemos que el hecho de que esto se haya manifestado públicamente incomode a algunos, pero lo que no podemos entender es que esa contrariedad se intente enmascarar con argumentos falsamente profesionales. Si se trata de defender la profesionalidad de los informadores, estaremos siempre en primera línea.

Por |2011-06-29T16:59:02+01:0029/06/2011|Categorías: periodismo|Etiquetas: |6 Comentarios