La derechona vuelve con fuerza

31 07 2011

Ahora es Mérida. En Gijón quieren quitarse la Semana Negra de encima. ¡Viva la ignorancia y el meapilismo! Estupenda entrevista de mi tocaya Rosana Torres a Blanca Portillo en www.elpais.com

El despilfarro papal, eso no les parece una indecencia.



Y ésta es otra

31 07 2011

También aparece en www.elpais.com



Para empezar con las obscenidades

31 07 2011

Esta indecencia la cuenta www.elpais.com



Aquí va

31 07 2011

para empezar, sidra y centolla

mirad qué guapa es mi amiga patricia simón, subdirectora de www.periodismohumano.com. en cuanto nos vemos nos abducimos mutuamente

Gijón antiguo

El Muro

y playa

mis patucas en la orilla

en tazones. ese día hizo buen tiempo

con patricia, en tazones

Paco Ignacio Taibo II, escritor mexicano, fundador y director de la Semana Negra, alma del evento durante 24 años. ¡la ola!

Dos autores negros que además son amigos: Fermín Goñi (izquierda), que fue jefe de fotografía de 'el país', y Antonio Jiménez-Barca, actual corresponsal en París del mismo diario

Este caballero es el británico Ian Watson, autor de ciencia-ficción y que adaptó para el cine "Inteligencia Artificial". Como sabéis era un proyecto de Kubrick, pero Kubrick murió y la hizo Spielberg. Watson trabajó con Kubrick durante seis o siete meses, y el gran Stanley cocinó para él: salmón con leche en microondas. Todavía se estremece.

J. J. Téllez habló (y cómo) de la rebelión del Magreb en el 15º Encuentro Internacional de Foto y Periodismo



De nuevo en forma

31 07 2011

No os preocupéis por mi salud. Siempre he sido muy activa, muy currante, y lo que pasa es que ahora ya no resisto como antes, faltaría… Ocurre que siempre que regreso de un viaje noto un cansancio especial, que no es el del trabajo en sí -dar entrevistas, charlar con la gente, intercambiar conocimientos-, sino de los madrugones y de los trayectos: ese levantarte temprano y ponerte  el ojo pintao porque cuando llegues ya estarán los fotógrafos; esa espera en el aeropuerto, esas horas en avión o en ave, que por cómodas que resulten se van acumulando en los huesos; y ese volver a empezar cada vez, como el día de la marmota, de plaza en plaza. Pero todo ello queda compensado por lo que me ocurre en esos lugares, por los encuentros, por la gente.

El viernes tenía un acto que, por suerte, fue anulado: ¡los participantes eran aún más viejitos que yo. Por eso he descansado de un tirón.

Hoy veo llegar agosto que será mi mes de reencuentro conmigo misma y de reflexión y vida saludable. Ayer ya me puse a dieta, ¡no podía más de manjares!, una alcachofa hervida y un par de trocitos de rape a la plancha; y por la noche, lo mismo más una pastilla proteínica de esas de farmacia, de chocolate, que me tomo a modo de golosina mientras retomo, en la cama a Naguib Maafuz. Me espera un mes maravilloso de lecturas egipcias, soledad -bueno, no tanta, se queda gente alrededor-, Tonino y, espero, buena salud para todos.

La tormentaza de ayer disparó una alarma de seguridad en mi edificio e inundó los bajos. Se llevo mis jazmines. Otros saldrán.

Ahora me pongo a editar las fotos para el reportaje de Semana Negra -y otras cosichuelas- en Gijón.