Robert Fisk, de nuevo.