Este análisis de M. Á. Bastenier está muy bien. www.elpais.com