Las declaraciones sucesivas del candidato por CiU Duran i Lleida no solo reflejan de forma prístina la verdadera faz de su concencia sino que muestran lo impune que se siente en su carrera por los votos: que los racistas del PP le elijan a él, eso es lo que también busca. Qué tipejo el cristiano éste, a pesar de su pomposidad y de su vanidad tremenda.