Economía y sus paradojas

7 09 2011

Me gusta mucho Claudi Pérez, y este su artículo en www.elpais.com es muy interesante. Descorazonador pero interesante.


Acciones

Informacion

8 respuestas a “Economía y sus paradojas”

7 09 2011
María Luisa (14:04:05) :

También están las parajodas y aquello de El sueño de la razón produce monstruos.

7 09 2011
Txomin Goitibera (15:55:31) :

Una parajoda, María Luisa. Iba a decir lo mismo y te me has adelantado. Efectivamente una parajoda como tantas últimamente. Aquí tuvimos también la parajoda de que cuanto más se construía, más subía la vivienda, poniendo patas arriba la ley de la oferta y la demanda.

Y hablando de construir en exceso y de robar hectáreas a la naturaleza, a ver si pueden echar una firmita: http://www.greenpeace.org/espana/es/Blog/psate-a-firmar-contra-el-algarrobico/blog/36613/

7 09 2011
elblogdeluna (20:07:16) :

Lo peor de esta guerra económica es que el sinsentido se está apoderado de los gobernantes. Pueden hacer o decir casi cualquier cosa y encima lo justifican. Mira en España, les parece poco dejar a dos o tres generaciones endeudadas que además pretenden que sean analfabetas y se quedan tan anchos.
Un saludo

7 09 2011
AnnaGB (20:52:14) :

Hace tres años y nadie se hace cargo del derribo. Si fuera para construir otras viviendas, un poner El Cabañal, lo habrían tirado en horas. El nombre debió ser toda una política de marketing, suena tan inocente y simpático…. “El Algarrobico”” no sugiere cemento.

8 09 2011
Fernando (07:41:49) :

En otra perspectiva del asunto, pero es el mismo dislate que os contaba yo hace un tiempo sobre que los bancos van a cobrar hasta por hacer un ingreso: Les entregas TU dinero; ellos especulan con el y obtienen pingües beneficios ¡y encima van y te cobran!.

8 09 2011
Fernando (07:57:44) :

He querido separar los temas.
Lo del Agarrobico:
Hay estupendas ONGs como “Médicos sin Fronteras”, “Payasos sin Fronteras”, “Veterinarios … ¿no hay por ahí gente cualificada para formar “Demoledores sin Fronteras”?.
Mas en serio ahora: Si no hay dinero en las Administraciones para costear la demolición, se les dice a las constructoras que a la que lo haga le desgrava un 70% en la Declaración de la Renta al valor de dicha demolición y restauración del lugar. Como en las JMJ. Ea.

8 09 2011
Fernando (08:06:57) :

Se me olvidaba:… y después se le pasa la factura ENTERITA al responsable/s del susodicho desaguisado.

8 09 2011
María Luisa (09:52:01) :

Txomin:

Hace unos años yo vivía en una zona de Madrid bastante fashion: Chamberí; al ladito de una plaza estupenda que es la de Olavide, de la que salen en forma de estrella 8 calles aunque se las han organizado para que, salvo un pequeño tramo, no entren coches. La consecuencia es tranquilidad, bonitos jardines, bares con terrazas, niños jugando…

Un viejo edificio que hacía esquina a la plaza (y no debía reunir los atributos estéticos que hicieran oportuna su restauración… o quién sabe qué, porque hubo sus más y sus menos en el ayuntamiento de Madrid en las cuestiones de concesión de licencias) se demolió y se pasó a construir uno nuevo más alto y con más viviendas… probablemente más pequeñas.

Del proceso de construcción fui testigo, ya que por entonces solía yo tomar cafés y cañas en una terracita próxima… tanta era su cercanía que los socios constructores también se sentaban en la misma mientras vigilaban el progreso de la obra, hablaban sobre cuestiones relacionadas con la edificación y, también, tenían invitados: sus familiares y amigos que, durante los varios meses del proceso de construcción se montaron un monopoly y se compraban y vendían los pisos del edificio entre ellos para ir sacándole partido y aumentado su precio antes de que estuvieran terminados… ¡Ay! Eran aquellos años en que el precio de la vivienda era espuma que no paraba de crecer y que solo tapaba la inundación que, hoy, es parte sustancial del tsunami que nos ahoga porque tela marinera lo que son las deudas por hipoteca en esta España de trabajadores con escasa cualificación después de que el sector inmobiliario ha hecho pum.