Aquí tenéis un muy buen análisis de Oliver Roy en elpais.com