La mala es que los zotes y azotes de Hamas han cargado contra los universitarios que se manifestaron por la unidad y por una política inteligente. La buena es que esos universitarios, aunque reprimidos, existen. Qué difícil es anular del todo el pensamiento. Me encantan las fotos que acompañan la información de Carmen Rengel para www.periodismohumano.com