Por Javier Moreno, director de El País, en www.elpais.com