La putada es que sólo lo publican en el papel y hay que comprarse El Mundo. Pero no se me cae ningún amigo porque allí hay muchos buenos periodistas y en general son amigos míos. La crónica de Javier Espinosa de hoy , EXCELENTE. Es un periodista fiel a los hechos, que contextualiza la verdad, no se deja llevar por sus deseos, pero no pierde de vista quién es quién.