Lo que escribe Olga Rodríguez

20 05 2011

En www.periodismohumano.com


Acciones

Informacion

9 respuestas a “Lo que escribe Olga Rodríguez”

20 05 2011
Fernando (13:54:35) :

Lo de la junta electoral es de verguenza.¿ cómo se atreven a prohibir las concentraciones o las manifestaciones cuando no se pide el voto para ninguna opción, ni que no votes o votes en blanco? especialmente cuando se han autorizado manifestaciones en otras ocasiones similares.
Sigen sin enterarse, o haciendo como que no se enteran de que esto no va contra la democracia, ni el derecho a votar lo que a cada cual le parezca, sino contra la ley electoral que rige esta democracia haciéndola injusta, haciendo que la igualdad, uno de sus principios fundamentales, se incumpla sistematicamente; y contra el catadura moral y ética de los partidos, que, corruptos aparte, nos mienten sin reparos o que se les mueva un pelo, que donde dije digo, digo y hago diego; pervirtiendo la esencia de la democracia que es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, al cambiarla por el gobierno de y para unos pocos, la dictadura no de nombre, sí de facto, de los poderosos(ponedles vosotros mismos el nombre y calificativo) y los intereses personales de lideres y otros integrantes del aparato de esos mismos partidos.

Llamdme paranoico, pero creo que la última triquiñuela, es el acuerdo de los dos líderes de pedir que que nadie se abstenga, que todo el mundo vote, y no explicitamente a sus partidos. Un dia antes de la jornada de reflexión, que es cuando siempre lo hacen, y los dos al unísono.
Este par de zorros son perfectamente conscientes de que al cabreado, basta con que el “cabreante” le sugiera una cosa para que inmediatamente haga lo contrario.
¿Qué dos partidos son los más favorecidos por que todo siga igual?¿A quienes interesa más la abstención o el voto en blanco?. Como véis no solo estoy “indignado”, también me hacechan las moscas .

20 05 2011
Carmen O (13:58:56) :

Esto es lo mejor que ha pasado en este país desde hace décadas!

20 05 2011
Lola MU (15:27:59) :

Estupendo el artículo; gracias por enlazarlo.

20 05 2011
Raúl Fernández Justo (15:53:04) :

Democracia Real ¡Ya! Aparte de la satisfacción de ver como reaccionan los ciudadanos hartos e indignados,creo que va siendo el momento de “concretar” y modelar,en un “pliego petitorio”las reivindicaciones más importantes e irrenunciables.Concretar y perfilar para evitar el “oporuinismo” de los partidos políticos(objetivo de las protestas)que quieran apropiarse del “espíritu” de estas movilizaciones.Evitar la manipulación.Días cruciales;la Europa ciudadana está atenta y el mundo contempla a esta juventud en rebeldía.El Sol sale para todos…

20 05 2011
agape (16:05:11) :

No me resulta facil intervenir en este aspecto, pero expresarnos -al igual que votar- es una mas de nuestras obligaciones como ciudadanos. Son nuestros derechos, por supuesto, pero van vinculados, como todos los derechos, a la firme responsabilidad que conlleva ejercerlos. NO pretendo contar mi triste historia… entre otras cosas porque no tengo una triste historia que contar; Mi intención es simplemenete presentar algunos de los detalles que me hacen sentir directamente interpelada en las reclamaciones de los ‘indignados’:
Yo tengo 31 años, un hijo, dos carreras, y estoy desempleada. Vivo muy decentemente, porque mi compañero tiene un trabajo remunerado.
Es muy probable que en otras circunstancias, estuviera en la plaza de mi ciudad, pero eso no me impediría, como nada me lo ha impedido hasta el día de hoy, participar activamenete en todas las jornadas electorales que he tenido la suerte de poder vivir ¡en democracia! gracias al esfuerzo de los muchos que lucharon antes que yo.
Considero que salir a las plazas y reclamar mejoras, es ejercer y defender nuestros derechos, reclamar reformas profundas para la democracia es defenderla, ante la degradación que el sistema ha venido sufriendo – no durante los últimos 10 días, sino dede hace muchos años, con la connivencia y necesaria colaboración de los gobiernos de turno-
Considero por tanto necesario y defiendo en todos los ámbitos de mi vida, el derecho a salir a la calle y a permanecer en las plazas, al igual que defiendo el derecho, y la OBLIGACIÓN de defender la democraciael derecho al igual que votar es defender el derecho al voto,
Como no puedo estar en las plazas, utilizo este balcón que nos brinda Maruja, para aplaudir a los que están

20 05 2011
agape (16:21:33) :

No me resulta facil intervenir en este aspecto, pero expresarnos -al igual que votar- es una mas de nuestras obligaciones como ciudadanos. Son nuestros derechos, por supuesto, pero van vinculados, como todos los derechos, a la firme responsabilidad que conlleva ejercerlos. NO pretendo contar mi triste historia… entre otras cosas porque no tengo una triste historia que contar; mi intención es simplemenete presentar algunos de los detalles que me hacen sentir directamente interpelada en las reclamaciones de los ‘indignados’:
Yo tengo 31 años, un hijo, dos carreras, y estoy desempleada. Vivo muy decentemente, porque mi compañero tiene un trabajo remunerado.
Es muy probable que en otras circunstancias, estuviera en la plaza de mi ciudad, pero eso no me impediría -como nada me lo ha impedido hasta el día de hoy- participar activamenete en todas las jornadas electorales que he tenido la suerte de poder vivir ¡en democracia! gracias al esfuerzo de los muchos que lucharon antes que yo.
Considero que salir a las plazas y reclamar mejoras, es ejercer y defender nuestros derechos, reclamar reformas profundas para la democracia es defenderla, ante la degradación que el sistema ha venido sufriendo – no durante los últimos 10 días, sino desde hace muchos años, con la connivencia y necesaria colaboración de los gobiernos de turno-
Considero por tanto necesario, y defiendo en todos los ámbitos de mi vida, el derecho a salir a la calle y a permanecer en las plazas, al igual que defiendo el derecho, y la OBLIGACIÓN de defender la democracia, y la necesidad de mejorarla. Defiendo todo esto, con la misma ardorosa fuerza con la que considero que votar es defender el derecho al voto, lo cual conlleva, per se, la defensa de la democracia, y la exigencia de que ésta mejore.
Como no puedo estar en las plazas, utilizo este balcón que nos brinda Maruja, para aplaudir a los que están, y espero que todos, los que están y los que no, ejerzan el domingo TODOS sus derechos.
Ya he manifestado en algún otro comentario de este blog a quien pertenece lo que yo considero el VOTO ÉTICO, que ejerzo en defensa del maltratado nombre de la política, pero hoy quiero expresar el orgullo de contar con un representante que dice, con el respaldo de mi voto que:
“Prohibir las movilizaciones por la democracia real es como prohibir la primavera , un esfuerzo inútil . Hacerlo por el bien de la reflexión democrática es además un esperpento. ” Gaspar Llamazares, portavoz de Izquierda Unida en el Congreso de los Diputados

20 05 2011
Amber (17:19:22) :

El domingo votaré, como tb esta noche saldré a Plaza Catalunya a manifestarme, ¡vaya qué si lo haré!

Ya en 1662, Pascal formulaba entre sus pensamientos una máxima que habría de ser premonitoria para el futuro pensamiento político: “La opinión es como la reina del mundo, pero la fuerza es su tirano”. 

El problema, tal como lo veo yo, es que la ciudadanía que estamos indignados con nuestros mandatarios de turno y con los de la oposición, habían/habíamos olvidado que una parte del sistema – aunque no debería serlo- también lo forma la Justicia. 
No es en vano el “tercer poder”, el que más hábitos franquistas conserva. Y ahí hemos topado. 

Es una verdadera lástima el hecho que el primer aviso de que la democracia es cuestionable y relativa se haya puesto en evidencia tan pronto. 
La palabra democracia no es antagónica con la democracia irreal que es la que hoy tenemos en este país.
Los eminentes magistrados de la JEC se han lucido. Tomemos nota: un motivo más para estar aún, si cabe, más indignados.

Lo afirma la abajo firmante, una futura juez, que todo hay que decirlo: ahora más que nunca, estoy tremendamente determinada en sacarme la opo a la judicatura, a la primera, espero; aún a sabiendas de que soy plenamente consciente de que podría llegar a correr el mismo riesgo y suerte que (mi admirado) juez Garzón. Todo porque unos cuantos ciudadanos comprometidos sí creemos en el cambio de verdad; estaréis de acuerdo conmigo que para hacerlo, no obstante, el cambio ha de empezar en una/o misma/o, aquí parafraseando a Ghandi.

Amber, una joven muy, pero que muy indignada por lo que estoy siendo testigo en este momento histórico.

21 05 2011
Fernando (02:17:46) :

Para Amber:
En medio de Consejos Superiores de Justicia, Tribunales Supremos, Tribunales Constitucionales, y demás judicatura que aparece cada tanto tiempo con tamaños despropósitos, y tan pocas veces por ser buenas para la sociedad, humanas y ejemplares, (los buenos intérpretes de la ley, lo que debe ser un juez que se precie de justo) no sabes la alegría que es saber que hay gente como tú.
Un consejo(aunque seguramente tú ya lo sepas): en el poder judicial los del Opus son legión y además en lo alto del escalafón(otra herencia fascista que hay que arreglar). Guardate de ellos. Ánimo y mucha suerte. Ojalá que todos fueran como tú.

21 05 2011
Amber (11:29:39) :

Para FERNANDO:

Muchas gracias por tus palabras, me animan mucho a seguir. Es duro lo sé, pero no imposible.

Lo del Poder Judicial, ya lo sabía, es una putada (con perdón), pero sí queremos podemos, cambiarlo, se entiende. Y ¡con la Iglesia nos hemos topado! Dímelo a mí, toda mi familia somos de izquierdas y republicanos (pero para nada, precisamente, del partido este catalán que se asocia con la derecha, léase: Joan Laporta, los que creemos en que el gran fallo estuvo que tras la dictadura en España no se instauró la República, la que había sido aniquilada por la derecha facha, y hoy, claro, tenemos lo que tenemos lo que tenemos), pero un tío mío es de la secta esa llamada “Obra de Dios”. Te digo, menos mal que a este elemento le quedan pocos días de vida, al estar muriéndose de cáncer. Sé que no debería hablar así del hermano de mi padre, pero hasta mi propio padre está feliz que el sectario de su hermano esté más en el otro barrio. Suena triste hablar así, pero es que yo ya estoy hartita.

Por cierto, me encanta que me hayas “encontrado”, soy una joven comprometida con la justicia social, la de verdad. Y si algún día llego a ser juez (que espero que sí), acataré e interpretaré la ley como es de rigor. Y antes muerta que sencilla.

Un abrazo, Fernando. Y a Maruja, darle las gracias por dejarme publicar este comentario.

Amber