Porque se enfrentan, igual que nosotros, a la misma devastación creada por una década de codicia e inmoralidad. Pero no tienen a Rouco Varela, sino a una jerarquía de su Iglesia que se ha puesto al lado de los Indignados y ha denunciado los tejemanejes de la City. Aquí, si ya con la socialdemocracia se inclinó el espinazo ante la curia, con Rajoy, nos llega el completo. En www.independent.co.uk