… si pudieran matar, matarían. Si ofrecen lo que ofrecen es porque así piensan conseguir escaños y a seguir viviendo del cuento. Con eso habrá que tragar algún día, pero por los momentos me gustaría más verles entregarse de uno en uno, con los brazos en alto. Y las armas, en el sueño. Luego ya iríamos viendo quién va a la cárcel y quién puede fichar en una fábrica (caso que las haya).