Más Bedoya

21 08 2011

Me gusta Juan G. Bedoya porque esgrime argumentos sólidamente fundamentados en sus conocimientos teológicos. www.elpais.com


Acciones

Informacion

3 respuestas a “Más Bedoya”

21 08 2011
Marga (10:47:45) :
21 08 2011
AnnaGB (13:35:26) :

Maruja, entro a hablar en esta entrada porque es la primera que leo hoy. Nada que ver con el tema.

Quiero hacer referencia a tu buen artículo del EPS.
Hablas de la ventaja de la anticipación con la que escribes. Bueno, los lectores también tenemos ventajas cuando leemos con demora una noticia sobre todo si es negativa, ya ha pasado, vemos en qué ha acabado y no nos crea tantas incertidumbres y angustias como la leída en tiempo real. Pero nos hemos acostumbrado tanto a la inmediatez que si alguien te dice algo que tú no has oído todavía, te da la sensación de que te estás perdiendo algo, la vida.
El directo, cuando ocurren tantas cosas simultáneamente, cansa mucho.
Estoy de acuerdo contigo, los acontecimientos en los que no podemos influir ni actuar, mejor saberlos cuando ya han pasado , para hacer balance pero, sobre todo, una reflexión más sosegada y racional.
Sabemos, por suerte, que si hay algo importante que tengamos que saber algunos de vosotros, a los que seguimos, nos lo comunicareís en el momento adecuado.

22 08 2011
Raúl Fernández Justo (08:09:15) :

Bertrand Russell; del escepticismo al agnosticismo razonado,para llegar al pacifismo y a la rebeldía no violenta.Toda una referencia y un referente en los tiempos que corren(¿vuelan?).
Muy acertadas la mayoría de las afirmaciones de este artículo. La mayoría de los no creyentes actuales se resistieron heroicamente a abandonar la idea de Dios pero sucumbieron(sucumbimos) ante la idea de un Dios tan absurdo e injusto como el predicado(¿vendido?) por la Santa Madre Iglesia Católica Apostólica y Romana. Una Iglesia que tal se asemejara a un huevo de Fabergère; ostentosa, opulenta,bañada en oro y piedras preciosísimas, pero hueca y vacía por dentro; sin argumentos,con contradicciones que rayan lo improbable o lo inverosímil. Tener una idea de Dios(o no) pero a la medida de cada hombre en el que habite…