A ver si nos relajamos con estas foticos del animalito. Dos son de su sueño de anoche mientras yo veía tele y le espiaba con la cámara, y  las otras dos son de esta mañana, en que he desmontado mi particular belén y le he regalado el cocodrilo de peluche. Está encantado. Ayer fue al veterinario, quien no sale de su asombro. Le hicieron análisis y va tirando la mar de bien.

Respecto al Partido Lamentablemente, un buen milagro sería que de aquí a las elecciones los jóvenes vieran el porvenir más claro, el paro disminuyera y la gente cobrara sus salarios puntualmente. Pero lo de Tonino parece más fácil.

en brazos de morfeocán

el despertar

os presenta a su nuevo juguete

entrando en confianza