¡Hay que vaciar a la botella!

Adoro las preposiciones bien puestas