… ha escrito Mónica G. Prieto sobre mi libro. Debería, quizá, ir en la parte dedicada a él en esta web calentita, pero yo lo considero un gesto de amistad por su parte, y aqui va. Doy fe de que mientras chateábamos le daba el pecho a Nur, y no perdía ojo en la actualidad árabe. Porque ella lo vale: ¡gracias, amiga Mónica! Y gracias a www.elmundo.es

Que a mí no me duelen prendas.