Hay que decir que no aparece de muy buen humor. www.elpais.com