Naguib Mahfuz

10 03 2011

Con qué sutileza, con qué agudeza expone la felicidad de sus personajes para desmontarla a continuación de forma igualmente delicada: estoy leyendo Entre dos palacios, primera parte de su famosa Trilogía. La trampa de la familia, el reinado del padre, el temor de la esposa, el sometimiento de los hijos… Da ganas de avanzar muy deprisa para conocer más, pero el libro requiere lectura lenta para el deleite en las descripciones, en la captación de los detalles.

Hay una pregunta muy dolorosa que se impone hacerse en estos momentos post Tahrir. En España, estamos todos de acuerdo, permitimos que el dictador muriera en la cama. Sin embargo, la sociedad estaba preparada para el gran salto adelante que supusieron la transición y, después, la democracia; avanzaba a la política en modernidad y deseos de cambio. En Egipto han echado al tirano, ¿pero en dónde están los Tarancón de sus respectivas religiones? ¿En dónde están los cristianos de base que se ponían al lado del pueblo, que eran pueblo, más allá de las liturgias vaticanas y el nacional catolicismo? ¿Dónde están, en Egipto, los ulemas dispuestos a reinterpretar el Corán en un sentido progresista, y los patriarcas coptos que no creen que la suya es la religión verdadera? Hypatia morirá todos los días si el trío Religión, Familia y Patriarcado, no se sacude el polvo. Y lo que es peor, Egipto no saldrá adelante. Las minorías serán ahogadas por el pensamiento -el no pensamiento- generalizado, hipócrita y falsamente virtuoso.


Acciones

Informacion

4 respuestas a “Naguib Mahfuz”

10 03 2011
ignacio (11:24:31) :

Preguntas donde está la “sociedad civil” de Egipto (y resto del norte de Africa) ?

Creí que tu tenías esa respuesta… !

Quieres decir que no hay un sustrato suficiente como para que cuaje un estado democrático y laico como es Turquía ?

La actuación de Zapatero en Túnez debería de ser seguida por todos los mandatarios europeos y mundiales, apoyo y respaldo para cualquier estructura que nazca de esa revolución tunecina y egipcia. Quizá con un solo ejemplo que cuaje en un sistema parlamentario (Túnez, Egipto, Libia…) estas revueltas se podrían considerar un “éxito”.

Apoyo militar (es mi opinión) puede ser el peor “favor”… de todos. Pero apoyo no militar: político sobre todo y económico y profesional, a los rebeldes, sí creo que sea legítimo.

10 03 2011
Gloria (17:28:27) :

Yo también lo estoy leyendo en este momento Maruja. Hace un par de meses leí ‘Café Karnak’ que hablaba de otra Revolución egipcia de la qual yo no sabía casi nada…
Casualidades de la vida, al poco los egipcios se puesieron en pie de guerra (sin guerra) y mientras ellos estaban en la plaza Tahrir, yo decidí empezar a leer ‘Entre dos Palacios’, para estar un poquito más cerca suyo.
Esperemos que los que esten preparados para avanzar sepan convencer a los que no lo esten… El mundo lo necesita.
Una abraçada!

10 03 2011
CBT (18:11:43) :

Creo que deseamos que las ‘cosas’ vayan más deprisa. Habrá que dar tiempo al nuevo modelo: ‘Mucha tela que cortar’.

Os dejo a Eric gonzález,
http://www.elpais.com/edigitales/entrevista.html?encuentro=7771#

11 03 2011
Cosaria Roja (17:39:00) :

Eso debería aclararnoslo alguien de esos lares, pero Maruja creo que tu que conoces más el contexto, si no los has visualizado aunque en estado embrionario, da igual, me temo que el asunto me aterrará tanto como el enlace que deje en otro comentario.

http://www.youtube.com/watch?v=n4f89Jg-TnY&feature=related