Es la posibilidad de llegar a fin de mes sin agobios y sin tener que chupar el culo de quien promete pagarte mejor. Ni verte obligado a escribir para veinte sitios para mantener a tu familia. ¿Por qué ese interés en que todo el mundo pueda vivir decentemente menos los que viven de escribir, qué se supone que son, los pajarillos del campo? Con esta mentalidad es como se hunden iniciativas de prensa digital decente, como Periodismo Humano, que quienes la leen no sueltan ni un euro.